Haz tu denuncia aquí

El gobernador Corral no se ayuda

Comentaron que se negaba a terminar la obra del Teleférico, sólo porque era una acción de su antecesor César Duarte

OPINIÓN

·
En las fotos sale riendo. Era el año 2016 y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se mostraba satisfecho por firmar un convenio de colaboración con la Secretaría de Turismo federal a través del programa Prodermágico. Ahí aparecía que la inversión era de 68 millones 100 mil pesos en una partida bipartita, que jamás se llevó a cabo. El presupuesto millonario era para terminar la segunda etapa del Teleférico de Parral, proyectado de la mina “La Prieta” al patio central del nuevo edifico del gobierno del Estado. Del monto pactado; 40 millones 760 mil pesos, entregaría el Estado y 27 millones 340 mil pesos se comprometía la Sectur. Al tiempo, el gobernador Corral, desistió del trato firmado –aduciendo que no tenía dinero– y se tomó la atribución de poner a la venta el equipo importado de Austria. Esto motivó enojo de las autoridades municipales y ciudadanos, quienes comentaron que el gobernador se negaba a terminar la obra del Teleférico, sólo porque era una acción de su antecesor Cesar Duarte. El subejercicio llegó, al no ejercer el presupuesto y no llevarse a cabo la construcción pactada. La excusa del gobernador Corral consistió en echarle la culpa al Instituto Nacional de Antropología e Historia por no emitir la autorización para la realización del proyecto. Pero en una investigación del periodista Abraham Zamarrón, del Sol de Parral, demostró que el INAH, había aprobado la construcción, a través del documento 401.35.14-2017/TSL/027, desde el 7 de febrero del 2017. Recuerdo la anécdota ahora que el gobernador Javier Corral insta al gobierno Federal para que cumpla con los 50 millones –retiene la Federación 868 millones a Chihuahua, comenta el mandatario estatal– que prometió para finalizar otra construcción de importancia para el turismo: el aeropuerto de Creel. Puede estar en su justa razón el mandatario chihuahuense, solo que antes debe transmitir credibilidad a los suyos y a los tratos que haga con lo que resta del gobierno de Enrique Peña Nieto. ANTES DE ABORDAR Nuestras playas no lucen ante el mundo. En una investigación de Holidu –buscador de apartamentos vacacionales– a través de Instagram, recopiló datos de más de 500 playas del orbe y clasificó, el 6 de julio del 2018, las más populares de acuerdo con los hashtags empleados en esa red social que tiene más de mil millones de usuarios. Tercer lugar es para: South Beach Florida, en EU, con 388,512; segundo lugar Barceloneta España llega a 700,000 y primer lugar Bondi Beach en Australia captura un millón 209 mil 522 hashtags. Sin pecar de patriotero, ninguna de las playas anteriores es más bella que las que encontramos en el caribe mexicano; pero en los destinos ganadores, están haciendo un trabajo digno con sus redes sociales, sobre todo en Instagram, una de las más influyentes, para los viajeros internacionales que reservan en línea. Si el plan es traer más y mejores, hay que estar presente en Instagram. ¿o no?