Haz tu denuncia aquí

José Antonio Manzanero: El Decálogo de AMLO para el notariado (I)

OPINIÓN

·
El 1 de julio los mexicanos participamos en un ejercicio democrático y ejemplar que marca un hecho histórico para México. El proyecto de Andrés Manuel López Obrador fue electo como una opción responsable de gobierno, con un plan de cambio político, económico y de desarrollo social con justicia y equidad. Los notarios, como coadyuvantes en la administración de la justicia coincidimos en la conformación de un país en el que impere la seguridad jurídica para todos. Por eso me gustaría analizar el “Decálogo de compromisos al notariado nacional” que el entonces candidato de la coalición Juntos Haremos Historia presentó en la CXIX Jornada Nacional del Notariado Nacional, celebrada en mayo pasado en Acapulco, Guerrero: 1.- La única forma de acceso al notariado en todo el país será mediante exámenes de oposición rigurosos, públicos y transparentes. El notariado nacional considera que en todos los estados deben existir claros y rigurosos procedimientos para el acceso a la función notarial, basados en exámenes de oposición prácticos y teóricos, supervisados y vigilados por el Estado, en el que participen notarios en ejercicio como sinodales, quienes son los más calificados para evaluar los conocimientos de quienes aspiran a ejercer la profesión. 2.-Se establecerá de manera contundente que el notario no es un agente económico, sino un delegatario de la fe pública del Estado para brindar certeza y seguridad jurídica. El notario ofrece un servicio de interés público delegado por el Estado; es un coadyuvante en la administración de la justicia en México, al proporcionar seguridad y certeza jurídica y prevenir posibles litigios y conflictos. La función del notariado es vital para el control de la legalidad y la paz social, por ello, no debe medirse en términos económicos, ni confundir su labor fundamental consistente en dar fe pública 3.- Incorporará las disposiciones tecnológicas, informáticas a efecto de que a través de los medios más modernos se acceda en línea a los Registros Públicos de la Propiedad, a los catastros y a todas las oficinas públicas que tengan que ver con el notariado. El notariado nacional está de acuerdo con modernizar el ejercicio de la función a través de herramientas tecnológicas que faciliten el acceso o la realización de trámites, siempre y cuando se cuide la seguridad y certeza jurídicas. 4.- El notariado mexicano será auxiliar de la administración de justicia, entre otros, en asuntos de jurisdicción voluntaria y en otros donde no exista conflicto entre las partes. Se promoverá al notariado como mediador de conflicto en materia civil, familiar, de propiedad y societaria. Los notarios ya participamos en diversos estados, y de acuerdo a reglas específicas, en sucesiones intestamentarias, divorcios y algunos otros actos más de jurisdicción voluntaria, contribuyendo así a eliminar carga de trabajo al poder judicial y ahorrando recursos a las entidades. 5.- Se reformará la función de los notarios como baluartes de la seguridad jurídica en todos los ámbitos, considerando que en temas como el lavado de dinero somos auxiliares del gobierno y no sus adversarios. El notariado mexicano es auxiliar del gobierno en recaudación fiscal y en materia de lavado de dinero pues participamos en cinco áreas vulnerables.