Haz tu denuncia aquí

Japón y México, en busca de certidumbres

La incertidumbre fue uno de los temas importantes durante los últimos seis meses en México

OPINIÓN

·
Certidumbre. Esa es la palabra clave para inversionistas nacionales y extranjeros y es lo que el gobierno actual y el que viene tienen que atender. La incertidumbre fue uno de los temas importantes durante los últimos seis meses en México. Parte por la situación política: quién va a ganar y con qué programa y en qué condiciones. De otra parte, por la renegociación del Tratado Norteamericano de Libre Comercio (TLCAN) y sus eventuales resultados. "No sabíamos y había incertidumbre... ahora todo se esta aclarando", comentó la embajadora Mitsuko Shino, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Fono, al término de su visita de la semana pasada a México, la segunda este año y de acuerdo con todas las previsiones tampoco la última. Kono se reunió el viernes con el presidente electo, Andrés Manuel Lopez Obrador, y con Marcelo Ebrard, el hombre que iniciará su gobierno como secretario de Relaciones Exteriores. El encuentro fue presentado como una visita de cortesía, pero fue también el momento en que Kono aprovechó para expresar agradecimiento y pedir al próximo jefe de Estado lo que había dicho ya antes al gobierno actual: gracias por tomar en consideración los intereses de las empresas japonesas en la renegociación del TLCAN, gracias por seguir haciéndolo. La implicación es clara. Mayor inversión en la medida que haya certidumbre, y eso no se refiere sólo a las alrededor de 1,200 compañías japonesas ya establecidas aquí, que son un bloque importante en términos de economía, sino en general y en los proyectos que el Presidente electo abandera, para los que necesitará capitales que no llegarán si no hay certidumbre. El encuentro fue descrito como cordial, tanto que luego se destacarían los propuestos viajes a Japón del propio Ebrard y del propuesto Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. La importancia de las reuniones fue subrayada por ambas partes. En el caso mexicano, la comida oficial que la Cancillería ofreció a Kono fue encabezada por el subsecretario del ramo, Carlos de Icaza, y el subsecretario de Asuntos Multilaterales, Miguel Ruiz Cabañas. Ambos fueron embajadores en Japón y los dos están conscientes de la importancia que la certidumbre tiene para los japoneses. El propio canciller Luis Videgaray se hizo eco, cuando al final del convivio se comunicó telefónicamente para saludar a Kono y explicarle las razones de su ausencia: "las negociaciones están en un momento crucial", dijo Videgaray, citado por los japoneses. Y eso lo entienden. Los japoneses, sin decirlo, buscan también certidumbres en la relación con los Estados Unidos y el fortalecimiento de alternativas comerciales como el TPP-11, el acuerdo transpacífico abandonado por el gobierno estadounidense en 2017 y revitalizado por los estados ribereños, México el primero, Japón el segundo.