Haz tu denuncia aquí

Mauricio Sulaimán: Reconocimiento a cronistas deportivos

OPINIÓN

·
Los diversos reconocimientos que se han hecho a “Las glorias de la crónica deportiva nacional” son muy merecidos; idea del senador Marco Antonio Blásquez ha sido algo que debió haberse hecho desde hace mucho tiempo. Los cronistas son los que llevan la emoción de las hazañas deportivas hasta nosotros. Son los que escriben y narran los hechos, los momentos de gloria de nuestros deportistas. Fue muy atinada esta iniciativa que haya salido del Senado de la República, porque durante la entrega de reconocimientos era increíble escuchar las vivencias, experiencias y anécdotas de todos ellos. Uno a uno pasaba al micrófono, y visiblemente emocionados daban sus testimonios. Por eso no debe de desaparecer el estímulo, por parte de nuestras autoridades, que a futuro manejarán el deporte en nuestro país. Han sido ceremonias emotivas enmarcadas en escenarios importantes como la Cámara de Senadores, y la vieja casona de Xicoténcatl, sede del antiguo Senado. Ambos lugares se vieron colmados de un público entusiasta, familiares de hombres y mujeres que han pasado su vida con la pluma o el micrófono. Son cuatro los premios establecidos para la prensa, tanto escrita como de radio y televisión. Los nombres: José Sulaimán Chagnón, Mario Vázquez Raña, Guillermo Aguilar Álvarez y Alejo Peralta, quienes además de grandes empresarios fueron amantes del deporte. Debemos recalcar que aún cuando todas las reuniones para otorgar las preseas han resultado inolvidables, una a una se han visto superarse en cada nueva entregas, produciendo recuerdos, aplausos, felicitaciones. En fin, un ambiente único, ya que desde que la idea se hizo realidad, hemos entregado el reconocimiento con el nombre de mi papá, José Sulaimán Chagnón. La ocasión más cercana en que eso sucedió, fue apenas el pasado 8 de agosto, en la Cámara de Senadores, cuando fue reconocido Arturo Rivera, de Televisa, conocido como Rudo, por sus múltiples méritos en calidad, experiencia y entrega total a su profesión, en la prensa escrita, radio y televisión. Carlos Aguilar fue el primero en recibir este trofeo en reconocimiento a su carrera, y al que vemos casi todos los sábados, en TV Azteca. Pepe Segarra, ese hombre simpático, al que todos queremos, es conocedor tanto de su especialidad, el futbol americano, como de otras disciplinas. también tiene en su galería de trofeos José Sulaimán Chagnón, que le fue otorgado a una formidable carrera en Televisa. Antes de él fue distinguido el periodista deportivo de Tijuana, Juan Manuel Martínez, a quien en el medio le dicen Coleguita, conocedor de todas las expresiones del deporte; es escritor, locutor, conferencista y auténtico coleccionista de reconocimientos en una larga carrera, que desde su tierra, ha cubierto todo el país y el extranjero. Tiene un programa de radio desde hace 60 años, ha escrito libros, y miles de artículos. Él se llevó en sus manos desde esta capital el trofeo José Sulaimán Chagnón. También nuestro querido maestro Víctor Cota León recibió el trofeo. Colaborador de más de tres décadas de nuestro organismo. Conocedor de la historia y estadísticas del boxeo. Asesor del International Boxing Hall of Fame, de Canastota, Nueva York, desde hace 12 años. En fin, fueron una serie de estrellas del periodismo que desfilaron para ser reconocidos por su trayectoria, profesionalismo, entrega y básicamente por informar oportunamente a su público. Ojalá que esto quede institucionalizado, y podamos seguir participando durante muchos años más, porque estamos hablando de crónicas magistrales. Tampoco podemos olvidar aquellos, que recibieron otros reconocimientos, como Antonio de Valdés, Francisco Javier González, Manelich Quintero, Fernando Schwartz, Rosalinda Coronado, y Enrique Kerlegand, entre otros, quienes nos han deleitado desde sus tribunas respectivas. Hay otros nombres que no me perdonaría que quedaran fuera: Jorge Che Ventura, Miguel Castillo, Óscar Esquivel, Roberto Guerrero Ayala, Ignacio Matus… y muchos más. Toda esta fiesta, de hecho, lleva poco tiempo. Sin embargo, se hizo una tradición por la iniciativa del senador Blásquez, en compañía de José Segarra, David Faitelson, Raúl Sarmiento, Heriberto Murrieta y David Braverman. A todos nuestros amigos periodistas felicidades por las emociones transmitidas, por tanta sabiduría. Al momento de escribir esta columna aún no se había disputado la función de “despedida” del boricua Miguel Cotto. Pienso que él no se retirará, y en caso de haber salido con la victoria, se perfila como el siguiente rival de Saúl Canelo Álvarez. ¿Por qué? Simplemente no hay negociaciones para la pelea Golovkin ante el tapatío, según Tom Loeffler, en su reciente visita a México . Y por declaraciones del campeón y promotor, Oscar de la Hoya, en el sentido de que quizá la pelea de desquite se vaya a 2019. ANÉCDOTA DE HOY El escenario fue el Estadio Louis II, de Montecarlo, el 26 de junio de 1976. Había terminado el encuentro por el campeonato mundial de peso medio entre el argentino Carlos Monzón y el colombiano Rodrigo Valdez, con un triunfo del primero, quien retuvo la corona. Don José subió desde el ringside, y felicitó a ambos peleadores, colocó el cinturón al vencedor, y con una sonrisa bajó. Pero esa sonrisa desapareció cuando introdujo sus manos en los bolsillos de sus pantalones, y luego del saco: ¡estaban vacíos! Lo robaron en pleno cuadrilátero…