Haz tu denuncia aquí

AMLO, inteligencia y diplomacia vaticana

El equipo de Loretta ya se reforzó con expertos en procesos de negociación para la paz que saben llegar a la Iglesia

OPINIÓN

·
Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene varias redes de información de inteligencia “social” que provienen de muy diversos sectores religiosos tanto católicos como evangélicos. Debemos recordar que uno de los servicios de información de inteligencia más antiguo lo tiene el Vaticano, con la red más extensa de párrocos y fieles en el mundo. Después del gravísimo error que cometieron Loretta Ortiz y Carlos Cruz por el anuncio de la invitación para que el papa Francisco venga a México, Olga Sánchez Cordero tomó con fuerza los hilos de la relación con la Santa Sede a través de la Nunciatura Apostólica en la CDMX. Me informan que estos contactos tienen dos objetivos prioritarios: la participación del Papa y el acompañamiento de la Iglesia católica en los procesos de paz, así como la probable visita de cortesía de AMLO al Papa en Roma antes del 1 de diciembre. Me informan también que ya llegó al escritorio de la Secretaría de Estado del Vaticano, que dirige el cardenal Pietro Parolin, los problemas que está generando la participación de varios actores dentro de la curia mexicana que está produciendo esta “inteligencia social” para AMLO. La Iglesia Romana ha sobrevivido más de dos milenios gracias al tejido fino de alianzas políticas y por su diplomacia profesional, por lo que ya están tratando de poner un poco de orden con sus representantes en México. La información que le puede llegar a AMLO, proveniente de estos actores sociales de corte religioso, muchas veces será refutada por los aparatos de inteligencia mexicanos. Por lo anterior, es que el Presidente electo necesitará de un aparato de inteligencia en la Presidencia o en Gobernación que le pueda ayudar a distinguir las diferentes agendas de los actores religiosos que buscan participar de manera activa en su agenda de paz. Me confirman también que la persona más cercana al papa Francisco es el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, que no necesariamente tiene todo el apoyo político del sector progresista de la Iglesia católica en México. La otra gran fuente directa de información es el propio nuncio Franco Coppola, que sigue en reposo por un accidente de tránsito reciente. Asimismo, confirmé el día de ayer que el equipo de Loretta ya se reforzó con verdaderos expertos en procesos de negociación y diálogo para la paz, que saben construir puentes entre la Iglesia y los sectores sociales. AMLO tiene información de inteligencia y picaportes con el sector eclesiástico, pero lo más importante es que ya tiene a los interlocutores con la Santa Sede para que puedan apoyar los esfuerzos de estos procesos de paz. El Vaticano se moverá con pies de plomo, recordemos que su diplomacia es más efectiva cuando es discreta y secreta. AGENDA ESTRATÉGICA. Recomiendo el Cybersecurity Summit organizado por Forbes, 21 de agosto: https://foroforbes.com/cybersecurity/