Haz tu denuncia aquí

Falta panistas en el PAN

Parece que la debacle del 1 de julio no ha sido suficiente para sacudir sus conciencias

OPINIÓN

·
El Partido Acción Nacional atraviesa la peor crisis de su historia, pero parece que los panistas no se han dado cuenta. Todo indica que la debacle electoral del pasado 1 de julio no ha sido suficiente para sacudir las conciencias azules. Cierto, quedaron en segundo lugar, pero muy lejos del ganador. El pasado sábado se llevó a cabo el Consejo Nacional que pintaba para ser un encuentro ríspido de verdades incómodas, análisis objetivo, profunda autocrítica y, por qué no, asunción de responsabilidades. La gran incógnita era si Ricardo Anaya, su ex candidato presidencial y ex presidente nacional, asistiría. También cómo sería recibido en un encuentro para enfrentar su fracaso. Incluso, días antes surgió y dio de qué hablar un grupo anticontinuidad, creado para evitar la llegada de Marko Cortés a la dirigencia del partido por su cercanía con Anaya. Pero nada de eso importó, Anaya sí se presentó y todo fue como un día de campo. Viendo fotos y videos del Consejo Nacional panista me pregunto ¿dónde quedaron aquellos personajes de enorme peso político que le dieron solidez al PAN? ¿Dónde están aquellos personajes cuya sola presencia inspiraba respeto y atención? ¿Qué fue de quienes merecieron el respeto de un régimen hegemónico por su estatura moral y ética? ¿Qué pasó con aquellos hombres y mujeres que hicieron de la ideología panista casi un apostolado, que no perseguían el poder por el poder, el dinero ni las influencias? Hoy, salvo algunas excepciones, veo ambiciosos aprendices. Para Juan Ignacio Zavala, heredero de una de aquellas familias fundadoras del panismo y ácido autocrítico de lo que quedó del partido en el que creció, Acción Nacional -en su estado actual- “no tiene una viabilidad real de ganar elecciones o de presentarse como una oposición real. No van a ganar nada de aquí a a elección intermedia”. Conocedor de las entrañas partidistas, Juan Ignacio Zavala asegura que lo que tiene al borde de la ruptura todo el tiempo al PAN es que no sabe dirimir sus diferencias internas, porque tratan de esconder los problemas. “Llevamos más de un año hablando de puras diferencias de Acción Nacional”. Desde la campaña de Margarita y Moreno Valle contra Anaya. Y luego se salió Margarita y luego salieron los rebeles del PAN. Luego los dimes y diretes entre Calderón, Cordero, Lozano, Anaya, Damián Zepeda, Gustavo Madero, Javier Corral. Todo, todo eso hasta el mismísimo sábado seguía viendo este tipo de golpes y de pleitos. Es un partido que tiene más pleitos y problemas que futuro y cohesión”. Es un hecho que lo que vive hoy el PAN no es solo responsabilidad de Anaya y su grupo. Si no asumen sus culpas y resuelven sus diferencias no tienen posibilidad de levantarse. Es cuestión de tiempo saber si los actuales panistas son capaces de sobreponerse y responder a su dimensión histórica. A ver.