Haz tu denuncia aquí

Repunte en la inflación

El indicador acumuló en julio 19 meses ininterrumpidos con una variación a tasa anual por arriba de 4 por ciento

OPINIÓN

·
Dos son las maneras en las que el gobierno y el Estado nos quitan. La primera, quitándonos dinero, es decir, cobrándonos impuestos. La segunda, quitándole poder adquisitivo a nuestro dinero, es decir, permitiendo o generando inflación. En México lo primero lo hace una dependencia gubernamental, el SAT, y lo segundo una entidad estatal, el Banco de México (Banxico). Hoy centro la atención en la inflación, que ha venido repuntando en junio y julio, manteniéndose por arriba de la meta fijada por las mismas autoridades monetarias, que es de 3 por ciento anual, más menos un punto porcentual, por lo que la máxima inflación aceptable es de 4 por ciento. En julio se ubicó en 4.81 por ciento, cifra mayor a la máxima aceptable, pero comparando con el año anterior resultó menor, lo cual apunta en la dirección correcta. Pero en los dos últimos meses la inflación fue al alza, lo cual apunta en la dirección equivocada. ¿Qué pesa más? ¿Qué en julio la inflación haya resultado menor que la de igual mes de 2017 o que en junio y julio haya sido mayor que en abril y mayo? Pesa más lo segundo. Mucho puede analizarse entre lo que destaca la eficacia de la política monetaria para lograr la meta fijada, y que en los últimos meses se pone en duda: sumamos 19 meses ininterrumpidos, de enero de 2017 a julio de 2018, con la inflación por arriba de cuatro puntos porcentuales. Insisto en la pregunta que hago siempre que toco el tema de inflación. ¿Es correcto que un banco central tenga metas, que acepte, ya sea porque lo permita o porque la ocasione, la pérdida del poder adquisitivo, con el impacto negativo que ello tiene sobre el bienestar de la gente, sobre todo de los pobres? Esta es la pregunta por la que hay que comenzar y esta es la pregunta que prácticamente nadie se hace. Por lo pronto, con esa meta, en lo que va del siglo XXI se ha acumulado una inflación de 106.82 por ciento.