Haz tu denuncia aquí

Se llevaron todo...

OPINIÓN

·
# PRIMER CUADRO
En la Ciudad de México el electorado optó por diseccionar su voto, si bien era previsible el triunfo de Andrés Manuel López Obrador y de los candidatos de Morena en los diferentes cargos, hubo delegaciones donde hay un mensaje tajante. Los morenistas se llevaron todo, bueno casi todo.
Con el mismo padrón electoral, el candidato a la Presidencia obtuvo más votos que los abanderados de Morena a la jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum; al Senado, Martí Batres y Citlalli Hernández; y el grueso de votos para diputados federales. Hay ejemplos como Iztapalapa donde el triunfo del tabasqueño era tres a uno sobre el candidato del Frente, Ricardo Anaya; dos a uno en Gustavo A. Madero y en Coyoacán.
Clara Brugada no le ganó a Karen Quiroga la alcaldía de Iztapalapa por el triple de votos; ni Francisco Chiguil derrotó a Nora Arias dos a uno, aunque si por una notable diferencia; está el caso del candidato del Frente, en Coyoacán, Manuel Negrete que derrota a María Rojo.
La ciudad dejó de ser perredista, de las 16 alcaldías, antes delegaciones, Morena se queda con 11; de los 33 distritos de mayoría para integrar el primer Congreso local tienen ventaja en 31; mientras que en los 24 distritos electorales federales aventaja en 23.
Claudia Sheinbaum llegará al gobierno capitalino este 5 de diciembre con la comodidad de contar con un Congreso local donde su partido sea la primera fuerza, eso facilitará impulsar las propuestas que hizo durante la campaña; además el respaldo desde la Presidencia permitirá que la ciudad resuelva los problemas de la zona metropolitana.
Cuajimalpa continuará siendo el refugio del priismo en la ciudad con Adrián Rubalcava; el PAN retiene Benito Juárez con Santiago Taboada, seguirá como una isla azul; en Milpa Alta el Frente va adelante con un candidato de Movimiento Ciudadano. Pasará a la historia el control territorial que durante años tuvo Leonel Luna en Álvaro Obregón; Víctor Hugo Lobo en Gustavo A.Madero; quedan como triunfadores, golpeados pero que ganaron los perredistas Julio César Moreno en Venustiano Carranza y Mauricio Toledo en Coyoacán.
La ciudad es un mosaico muy interesante de la sociedad que somos en el país, hay delegaciones donde el discurso del cambio se asume con ilusión; en otros el escepticismo es grande y no es fácil creer en el cambio de las personas sólo porque brincaron al partido ganador.
El PRD había recibido el mensaje en las elecciones de 2015 y la soberbia los hizo minimizar el enojo de la gente por la mala administración y los excesos cometidos se pagaron en las urnas este domingo. El PAN tiene claro dónde está su electorado y de muy poco le sirvió la alianza política; el PRI se mantiene como una fuerza política pequeña en la capital del país. Morena se llevó la Ciudad de México o como dicen muchos aquí ganó el lopezobradorismo.