Haz tu denuncia aquí

Es el inicio del fin de las figuras independientes

OPINIÓN

·
      Sólo en dos estados del país Andrés Manuel López Obrador no pudo ganar la mayoría de votos con su candidatura presidencial: Nuevo León y Guanajuato. Pero en este último estado, un bastión del PAN desde finales de los ochentas, Morena se volvió segunda fuerza.   El tsunami López Obrador ocasionó daños impensables en todo el país. Acabó, por ejemplo, con los sueños del joven Pedro Kumamoto, ex estudiante del ITESO que hasta el jueves disputó el primer lugar de la senaduría a Movimiento Ciudadano, pero nadie pensó que quedaría fuera de la Cámara Alta.   En caso de que perdiera el primer lugar –ese era el peor escenario– aseguraba su escaño como  segundo sitio, pero el triunfo que le cayó del cielo a María Antonieta Cárdenas hunde a  Kuma. El efecto del tabasqueño le concedió el milagrito a esta ama de casa.   Sin proponérselo López Obrador con su fuerza entierra la figura de los independientes, pues a Manuel Clouthier, impulsor de esta figura ante la Corte y cuya hermana Tatiana se encargó de la coordinación de campaña del ex jefe de gobierno de la ciudad de México, también se le acaba el proyecto de convertirse en senador al ser derrotado por los morenistas Rubén Rocha e Imelda Castro, beneficiados por el efecto AMLO. Lo mismo ocurre con otras candidaturas sin partido en el país.   De por sí la figura independiente había sido lastimada por Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, El Bronco, porque hicieron trampa descaradamente para estar en las boletas electorales. El Bronco llegó a la gubernatura de Nuevo León por esa vía, pero muy pronto decepcionó a los habitantes del estado y pareció jugar políticamente a favor del PRI. Sólo hizo historia como independiente Miguel Bernardo Treviño al ganar la alcaldía de San Pedro Garza, Nuevo León, precisamente donde no ganó Andrés Manuel.   En el Estado de México, un año después de que el PRI apenas pudiera ganarle la gubernatura a Morena por una diferencia de tres puntos, el domingo Morena hizo la hazaña de arrebatarle los bastiones más sagrados al partido en el poder empezando por la tierra del presidente Peña Nieto: Atlacomulco, así como Ecatepec, Metepec y Toluca.   Un dato curioso, por ejemplo, es que en la entidad mexiquense, Juan Zepeda, el candidato al senado por el Frente por México, quien resultó ser toda una sensación el año pasado como aspirante del PRD al gobierno de la entidad, fue derrotado también por Morena –se le acabó el aire a su popularidad– y estaba disputándose anoche el pase como primera minoría al Senado junto con el priista César Camacho Quiroz, luego de que la aplanadora les pasó encima.   ***   Siguen levantándose las voces de reclamo en el PRI. César Augusto Santiago hizo un llamado al priismo para que Enrique Ochoa, José Antonio Meade, Arturo Nuño y René Juárez rindan cuentas.