Haz tu denuncia aquí

Refinerías: ?¿qué implica?

En países donde el libre mercado en energía es norma, la construcción de refinerías es una actividad para privados

OPINIÓN

·
Algo debió pasar en el equipo económico de Andrés Manuel López Obrador que, el lunes pasado, cuando en su casa de transición delineó los 7 proyectos de infraestructura prioritarios con un valor de 500 mil millones de pesos, no se mencionó nada sobre los proyectos para construir ni actualizar refinerías. El virtual presidente electo se limitó a decir que el precio de la gasolina no subirá en términos reales. Pero de inversión para refinerías, nada. No es descabellado pensar que el costo de una nueva refinería simple y llanamente hizo caer en cuenta a AMLO que, si lo hubiese priorizado, se le podrían ir en una sola de ellas hasta la mitad de esos 500 mil millones de pesos (a precios de mercado una nueva refinería puede costar hasta Dlls. $ 10 mil millones para ser construida, y hay expertos que señalan hasta Dlls. $ 15 mil millones, dependiendo de la capacidad que se quiere lograr). Anunciar la construcción o rehabilitación de refinerías es algo que, más que generar una solución directa a la población, da mucho “caché” a los gobiernos de los países que tienen empresas petroleras. Ayer, por ejemplo, Nigeria y la República de Níger, en el África Subsahariana, anunciaron que construirán en conjunto un gasoducto y una refinería para procesar hasta 150 mil barriles de crudo al día. Sin embargo, el proyecto será manejado por la iniciativa privada. En los países donde el libre mercado en energía es norma histórica, la construcción y operación de refinerías es una actividad reservada a los privados. En EUA, por ejemplo, la empresa Meridian Energy Group, especialista en el tema, está hoy concentrada en la construcción de la “Refinería Davis”, en Dakota del Norte. Pero tiene una visión sumamente innovadora: producirá diésel sin azufre y turbosinas que se adelantarán a las exigencias regulatorias de la EPA. Será una refinería que elevará los estándares de la industria. La próxima Secretaria de Energía Rocío Nahle ha declarado que una de las dos refinerías nuevas que AMLO quiere construir tendrá capacidad para procesar hasta 600 mil barriles al día. Esto es 4 veces más grande que la anunciada por Nigeria y la República de Níger (cuyo costo ascenderá a Dlls. $ 2 mil millones; mientras que la de Tabasco costará Dlls. $ 6 mil millones). También dijo que la última opción que valoran para su financiamiento es una Asociación Público-Privada. La gran pregunta sigue siendo, entonces, de dónde saldrá el dinero. Porque los 500 mil millones de pesos prioritarios anunciados anteayer… tienen otro destino. ¿CHOQUE CON BANXICO? Cuando la inflación no cede —como ahora que está en 4.85%—, crece la tentación de gobiernos sin contrapesos para opinar contra el alza de tasas y la política monetaria de los bancos centrales autónomos. Así que podrían venir momentos de prueba para Banxico…