Haz tu denuncia aquí

Temas en la agenda de América Central

Muchos fenómenos significativos son transfronterizos y transregionales tanto desde un enfoque cuantitativo, pero sobre todo cualitativo

OPINIÓN

·
Con una agenda de temas prioritarios ante los cambios de vientos internacionales, los países de América Central y su entorno mesoamericano, sustentada en su peso global, en la estrategia para avanzar en un desarrollo sostenible de largo plazo. No siempre se toma a la región como un subconjunto a ser identificado de manera específica como tal. Siempre se encuentra el reto para el analista de si vincularla forzosamente con América del Norte, con el Caribe o con América del Sur, porque muchos fenómenos significativos son transfronterizos y transregionales tanto desde un enfoque cuantitativo, pero sobre todo cualitativo. Siendo difícil para los analistas establecer una frontera fija claramente identificada, por los factores que deben ser tomados en cuenta cuando se establecen regiones conceptuales, se destacan los comparativos nacionales. No siempre se ubica a la región y su entorno inmediato como un espacio propio, un reto para la prospectiva regional. Tomemos, por ejemplo, el fenómeno del flujo comercial en Panamá o la participación en las reservas de patrimonio de la biósfera de la región mesoamericana. O las posibilidades de combinación de votos de países en el entorno de las Naciones Unidas o en la propia organización de Estados Americanos, o los retos de la política Marco Regional de Movilidad y Logística de Centroamérica del Sistema de Integración Económica de Centroamérica (SIECA). En lo inmediato, la actividad regional de agenda multitemática se coloca la urgencia de una movilidad internacional y la migración externa seguras, en la que el factor de inclusión es parte de las nuevas estrategias de desarrollo nacional. En este contexto, el avance para el establecimiento de un pacto global para una migración ordenada y segura representa un desafío altamente atractivo. La cooperación en materia de justicia y seguridad pública, un debate global, se presentan como otro elemento central en el diálogo regional, algo ligado a la labor de las administraciones públicas responsables de enfrentar, con recursos compartidos, las actividades para resolver los problemas ligados a los desastres naturales que se encuentran siempre en la agenda pública cotidiana. Otro asunto, es el del impacto del fortalecimiento de los mecanismos interregionales como lo son la participación de los países de la región con otras regionalidades. En ese campo se localiza el impacto de la solicitud de Costa Rica y Panamá para incorporarse a la Alianza del Pacífico donde varios países son observadores ya; así como los acuerdos de asociación transpacíficos y con la Unión Europea o la Commonwealth en otros casos. La operatividad y la definición de agenda determinará en la práctica el papel de este espacio regional en el campo internacional. Lo que ocurre en la región puede ser comprendido mejor en contextos multirregionales y multitemáticos en el contexto de la agenda global. Los países de la región son parte de esfuerzos históricos por una autodeterminación integrada en contextos regionales en los que es claro que el desarrollo no se puede conseguir de una forma aislada del resto del mundo, tomados en cuenta según sus propias identidades e intereses, sus capacidades y aportes en el concierto global. ***Catedrática universitaria