Justo hablo de Atala, y que me la topo…

Escrito en OPINIÓN el
    El lunes pasado, día que se publica mi columna, y en la cual hablé de Atala Sarmiento, coincidimos en un programa de televisión al cual fuimos invitados (para mi suerte hablé bien de ella). Obviamente no me resistí y me acerqué a ella para conversar. Su risa y simpatía se ven y escuchan a distancia. Tiene una luz y energía muy particular, ya entiendo por qué la molestia de Pati de que no se quedara en Ventaneando, perdió a un gran elemento que muy difícilmente podrá reemplazar. Me dijo que está feliz por poder hacer lo que quiere, trabajar donde se le antoje y darse el lujo de decir NO a lo que no le llene profesionalmente. Por ahora no busca un programa de chismes, está esperando algún proyecto que la enamore, y de preferencia que sea un formato nuevo y fresco. Hablando de televisión, debo confesar que cuando arrancó la nueva producción de Hoy, bajo la producción Magda Rodríguez, no me gustó nada. Sentía que veía una mezcla de Sabadazo, Se Vale y Hoy. Ahora mi percepción cambió por completo. Ya veo un buen ritmo, una escaleta organizada, conductores sin encimarse y para mí lo más importante, buenas notas y exclusivas de espectáculos. Creo que sobra mencionar que el encargado de estos cambios ha sido Gilberto Barrera y su mano derecha Jessica Mendoza que gracias a la confianza que Magda les tiene, lo han podido lograr. La experiencia y el amor de Gil a este oficio lo tiene en la sangre gracias a su padre.  Este mejoramiento se ve reflejado en la pantalla chica y en algo que no sabe mentir; los niveles de audiencia. La comunidad del medio del espectáculo está de luto. Uno de los productores más consentidos de Televisa murió la semana pasada. Santiago Galindo, se nos adelantó por decisión propia. Evidentemente los comentarios y las opiniones comenzaron a surgir. Muchos famosos, compañeros, amigos y familiares demostraron su apoyo y solidaridad con sus más cercanos. Ante estos casos siempre surgen los que sin saber comienzan a criticar, pero hubo un tuit del comunicador Javier Poza que me llamó mucho la atención y al cual apoyo al cien por ciento que dice: “Uno nunca sabe que hay detrás de los ojos de una persona. Por eso mi mayor y más difícil ejercicio diario es el no juzgar. No juzgar”. Esto es una realidad, no quiero imaginar por lo que pasaba Santiago para tomar una decisión así. No importa cuanto dinero tengas, cuantos problemas, cuanto amor, cuanta soledad, cuanta pobreza, cuantos proyectos, cuantos vicios… es muy difícil y yo diría imposible querer entender ante un hecho de este tipo. Tuve la oportunidad de conocerlo laboralmente y sin duda fue un productor que de la mano de su primo Rubén Galindo hicieron grandes proyectos, muchos fueron muy importantes para la industria del entretenimiento con una gran calidad, y él, un gran ser humano siempre preocupado por su equipo.   Descanse en paz Santiago Galindo.