Haz tu denuncia aquí

El bolso de plástico, la última tendencia

El ACCESORIO más cool del verano es ligero, transparente y súper cómodo

OPINIÓN

·
Nadie podría imaginar que un simple bolso de plástico iba a sustituir a los lujosos y costosos bolsos de piel. Es un hecho que la moda nos sorprende cada vez más, y este nuevo accesorio no ha sido la excepción. El primer bolso de PVC que causó sensación fue el de la firma Celine, diseñado por la directora creativa Phoebe Philo, quien antes de retirarse dejó este sello de glamour y estilo al que las fashionistas no pudieron resistirse. El diseño del bolso es muy similar al de una bolsa del mandado, lleva el logo de la marca estampado y leyendas escritas en distintos idiomas. La verdad es que no tiene mucho grado de dificultad, pero sí de creatividad, pues nunca pensamos que la bolsa de fruta del mercado se pondría de moda. ¡Literal! Era de esperarse que tal furor por el accesorio del momento llegara a todos lados, y que poco tiempo después Balenciaga y Chanel sacaran sus propios diseños de bolsos de plástico. En ambos casos, y buscando hacerle competencia al diseño clásico, las dos firmas optaron por un diseño más complejo y futurista. No lo vas a creer, pero estas bolsas tan sencillas y austeras rondan entre los mil y los dos mil dólares, y cualquiera es capaz de pagar una fortuna con tal de hacerlas parte de su guardarropa. Además, al ser transparentes te dan la opción de meter dentro todo lo que tú quieras, incluso otro bolso del color y diseño que más te guste. ¿Pasarán de moda pronto? Eso no lo sabemos. Pero lo que sí nos queda claro es que por ahora, y durante lo que resta del verano, será un accesorio clave que no pasará desapercibido. Te puede combinar con todo y la puedes llevar en cualquier ocasión: con un maxivestido formal, o hasta en la playa. Lo mejor de este bolso es que es súper discreto, nada ostentoso, y bastante sencillo. Por esto, siempre será un buen complemento en tu look del día. Aquí te muestro algunos de los más llevados durante Fashion Week, captados por los paparazzi en las distintas capitales de la moda.