Haz tu denuncia aquí

Korno: Adiós a la leyenda metalera

OPINIÓN

·
Mi primer concierto de metal fue Pantera. Tenía 15 años de edad. No me canso de decirlo: quedé impactado con el poderoso sonido que producían y cómo se escuchaba el Palacio de los Deportes aquella noche del año 2000. Hasta la fecha lo recuerdo con lujo de detalle. Parecía que el domo se iba a derrumbar en cualquier momento. Un año antes, Pantera y Monster Magnet habían tocado en el Foro Sol como grupos abridores de Metallica. Hace unos días, se dio a conocer la muy lamentable noticia sobre la muerte de Vinnie Paul, baterista y miembro fundador de una de las bandas más importantes que ha dado este género. Recordé cuando sostuve una plática con él sobre su trayectoria y su proyecto llamado Hell Yeah. ¿Cómo sentiste tu regreso tan esperado a México? No sabía qué esperar. Tenía mucho tiempo que no había venido, y de verdad que los fans son increíbles. Son muy entregados. Estaba sorprendido de ver que las personas se sabían todas las canciones de Hell Yeah. Fue un regreso perfecto a los escenarios en México. ¿Crees que el rock y el metal estén llegando a su fin? No, para nada. El metal jamás va a morir. Creo que tienen momentos en los que a veces suenan más en la radio y en la televisión; luego hay otras veces en las que regresa a sus inicios underground. Ahora es uno de esos momentos. Tiene un gran progreso en los fans, pero no tanto en los medios como hace unas décadas. El heavy metal va a sobrevivir siempre. ¿Qué escuchas actualmente? Black Sabbath, todo el tiempo. Siempre regreso a las bandas clásicas. Hace poco fui al concierto de Rob Zombie y Korn, creo que son fantásticos. He hecho tours con ellos y siempre he pensado que tienen un gran show. También vi a Slipknot y me gustaron mucho. Todas estas bandas siguen haciendo grandes cosas, no escucho a las bandas nuevas que van saliendo. ¿Cuál ha sido tu momento favorito que has vivido como músico? Cuando tocamos en Moscú en 1991, Rusia recién salió del régimen comunista. Tocamos con las bandas, Metallica y AC/DC ante aproximadamente un millón de personas, el doble que Woodstock, fue increíble, unaexperiencia única para Pantera. Otro importante momento fue cuando Far Beyond Driven alcanzó el número uno en 1994, fue un gran logro. Hablando de Metallica, un día me encontraba con Lars Ulrich en un strip club en Nueva York arreglando unas cuantas diferencias entre nosotros. Lars nos comentó que tenían un gran show en la Ciudad de México y que nos invitaba a formar parte. Por supuesto que accedimos y tocamos ante 80 mil personas. Creo que ésos son los tres momentos más memorables que he tenido. El destino me puso frente a uno de los mejores bateristas de todos los tiempos. Afortunadamente, el metal contó con alguien tan destacado como el bateristaVinnie Paul. Al fin, ya está reunido con su hermano.