Haz tu denuncia aquí

Enrique Muñoz: Jóvenes definirán la elección

OPINIÓN

·
Cerradísima la encuesta de El Heraldo de México en Veracruz: Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición integrada por Morena, PT y PES lleva 36 por ciento contra 33 por ciento de Miguel Ángel Yunes del PAN, PRD Y Movimiento Ciudadano. Con esa diferencia de apenas tres puntos, el proceso seguramente se va a judicializar.   En una decisión valiente y sin precedente en los tiempos modernos, un juez federal decidió detener la importación de papa producida en los Estados Unidos. Considerando la desventaja de los productores mexicanos frente a los estadounidenses que gozan de subsidios gubernamentales y que la importación podría dispersar en nuestro país plagas cuarentenarias, el juez José Francisco Pérez Mier detiene la entrada del tubérculo al declarar inconstitucionales diversos artículos de la ley de sanidad vegetal. Ahora, a esperar represalias.
  • ••
Los llamados millennials, jóvenes cuyas edades fluctúan entre los 18 y 23 años, que en su mayoría votarán por primera vez en este proceso electoral, son un 73 por ciento contra el 68 por ciento de la población en general que respondieron que sí acudirán a las casillas este 1 de julio, según la encuesta de la empresa Indicadores SC. En una medición general, la gente votará 52 por ciento, por propuestas; 30 por ciento, por candidato; y 18 por ciento, por partido. Pero los millennials, votarán muy distinto: 68 por ciento, por propuesta; 27 por ciento, por candidato; y 5 por ciento por partido. El estudio arroja que a más preparación, mayor participación: personas con estudios universitarios responden que votarán en 77 por ciento; con estudios de posgrado, 79 por ciento; y personas sin concluir la secundaria, 58 por ciento. En síntesis, serán los jóvenes quienes definan esta elección, ya que quienes tienen entre 18 y 29 años representan el 29.21 por ciento del padrón y aún más, aquellos entre 18 y 37 años representan 40 por ciento del electorado, es decir, alrededor de 19 millones de votos.
  • ••
La bodega en Querétaro y las acusaciones de lavado de dinero fueron un torpedo directo a la línea de flotación del proyecto Anaya; el gasolinazo y la marca PRI-corrupción lo fueron también para el proyecto de Meade. Por si ello fuera poco, la trifulca encarnizada entre ambos por el ansiado segundo lugar que les permitiría captar el voto de quienes no lo harán por Andrés Manuel, los ha neutralizado al grado que sólo un milagro les permitirá alcanzar al tabasqueño que los ve desde lejos y confiado, que ya hasta habla como presidente electo: “Como presidente electo, voy a convocar a una consulta para un pacto por la paz y la seguridad en el país”. Nomás falta ver si Los Zetas, CJNG, el cartel del Pacífico, Guerreros Unidos, Unión Tepito y demás linduras se sientan a firmar.