Haz tu denuncia aquí

Salvador Cerón Aguilar : Diálogo social y participación responsable

OPINIÓN

·
Bienvenida la necesaria participación e involucramiento de la sociedad en los asuntos públicos y de gobierno. El Estado mexicano se enriquece con la diversidad y se fortalece en la unidad. La división, por el contrario, debilita y la falta de opciones empobrece. Algunos acontecimientos recientes nos muestran, por lo pronto, una perspectiva pobre y débil. Gobierno y sociedad deberían comportarse dentro del marco de deberes y derechos que establece nuestra Carta Magna. En este contexto, el diálogo social responsable se hace imprescindible para favorecer la construcción de consensos que permitan la gobernabilidad del país y el logro de avances duraderos y no aparentes en materias como la superación de la pobreza, inseguridad, falta de calidad en educación, la insuficiencia de empleo, ausencia de oportunidades y el estado de derecho. Por lo anterior no es ético renunciar al diálogo o la participación, no es ético anteponer intereses políticos o de grupo cuando se afectan garantías constitucionales, la integridad de las personas o se ponen en riesgo las condiciones de una convivencia pacífica. Gobierno y sociedad fallamos cuando negociamos los principios por temor a los costos políticos, cuando retrasamos las decisiones importantes, cuando no escuchamos las legítimas demandas o cuando no aceptamos las evidencias o argumentos sólidos. En pocas palabras, cuando confundidos unos, no ejercemos las competencias debidas o cuando evasivos otros, renunciamos a los mandatos recibidos. En ese sentido, la búsqueda de posicionamientos de poder para negociar más poder, necesariamente crearán distancia y harán más grandes las diferencias entre los actores políticos, lo que les impedirá entender el poder como servicio y los incapacitará para una acción constructiva. Qué equivocación tan grande cuando nos ponemos en la disyuntiva de una decisión que ha de tomarse bajo criterios políticos vs. criterios legales, olvidándose que la política es la acción pública en beneficio de todos sí, pero con el abrigo de la ley. Es necesario que la visión de estado, gobierno y sociedad consiga tener una perspectiva integral y se resuelva en una práctica integradora. Nuestra realidad es compleja, es difícil pensar en una única visión, pero es un absurdo pensar que la realidad es la suma de visiones. La verdadera transformación social se construye desde los principios y valores y se realiza en la acción. La sociedad avanza cuando se promueve la realización del ideal y se paraliza cuando se idealiza la realidad. Si lo que hacemos beneficia al conjunto y construye futuro, estamos en el camino correcto; si beneficia a unos cuantos y se agota en el inmediato corto plazo, perdemos el rumbo, el tiempo y nuestros recursos. Por lo anterior, gobierno y sociedad: sindicatos, organizaciones, particulares e instituciones necesitamos ejercitar un liderazgo constructor de futuro. El futuro depende de nosotros, de nuestra claridad de visión, de nuestra capacidad de ejecución y la responsabilidad e integridad con la que nos conduzcamos. Salvador Cerón Aguilar Presidente de STF Consulting Group