Haz tu denuncia aquí

Arturo Sánchez Gutiérrez: Voto desde el extranjero: ejercer un derecho

OPINIÓN

·
Hace apenas 12 años, los mexicanos residentes en el exterior pudieron votar por primera vez. En el 2005 se legisló rápidamente para establecer la modalidad del voto postal como única vía para ejercer ese derecho. Votar desde el exterior en el 2006 costaba al elector el envío por correo certificado de su voto, los trámites para inscribirse en el listado nominal eran muy engorrosos y todo debía hacerse por correo. Además, al visitar a las comunidades de mexicanos en Estados Unidos, era evidente que el interés estaba en obtener la credencial con fotografía desde allá, porque para muchos esa sería, junto con la matrícula consular, una identificación oficial emitida en México que los identificaría como mexicanos. En 2006 votaron 33 mil 111 mexicanos desde el exterior y para el 2012, con las mismas condiciones, pudieron votar 40 mil 961 nacionales. Pero en adelante el derecho a votar desde el exterior se extendería. Ahora, varios estados de la República incluyen en sus leyes locales el mecanismo para votar por sus gobernadores desde otro país. El cambio importante lo aportó la reforma electoral de 2014. Hoy los mexicanos pueden obtener su credencial en los consulados y embajadas; la inscripción en el listado nominal se puede realizar vía internet y todos los costos corren por parte del INE. Por ello, en este proceso electoral se entregaron más de 500 mil credenciales en el exterior y 181 mil 256 electores solicitaron su paquete para votar. Hasta este martes, el INE había recibido 74 mil 826 sobres con votos desde el extranjero que están resguardados y se trasladarán a las instalaciones del Tecnológico de Monterrey, para que el día de la jornada electoral sean debidamente abiertos y computados, para sumarse al resultado final. En este contexto, mañana viernes, el Tec de Monterrey firmará un convenio de colaboración con el INE para ser la sede en donde se realizará el escrutinio y cómputo de los votos provenientes desde el exterior. Será la tercera vez que esto ocurra, y como en 2006 y 2012, se instalarán las mesas directivas de casillas en el Campus Ciudad de México del Tec, se aportará la tecnología y las previsiones necesarias para garantizar que todo se realice como lo planeó el INE. Además, un grupo de nuestros alumnos colaborará con los funcionarios para auxiliar en los trabajos. Para el Tecnológico de Monterrey constituye un motivo de orgullo colaborar en el proceso electoral, y más cuando se trata de coadyuvar para hacer valer el derecho al voto de nuestros connacionales. La transformación de México requiere del fortalecimiento de sus instituciones y para ello, la academia debe ser un aliado que incida en el desarrollo de nuevas políticas que resuelvan los problemas del país. El convenio que firmaremos mañana con el INE abre diversos caminos de colaboración, en la búsqueda de convertir la excelencia académica en un actor transformador con visión de futuro.   Arturo Sánchez Gutiérrez *DECANO ASOCIADO DE LA ESCUELA DE GOBIERNO Y TRANSFORMACIÓN PÚBLICA / TECNOLÓGICO DE MONTERREY