Haz tu denuncia aquí

Mauricio Sulaimán: Cuando se apagan las luces

OPINIÓN

·
Mauricio Sulaimán, Presidente del CMB El mundo se puso en pausa el jueves pasado al dar inicio a la Copa Mundial de futbol en Rusia. Al mismo tiempo, México celebró la asignación de los derechos por parte de la FIFA para organizar el mundial de futbol, el cual será en 2026, y compartiremos el honor con Estados Unidos y Canadá. Tres mundiales para nuestro país en las ediciones de 1970, 1986 y ahora una nueva generación podrá vivir la gloria de ser parte de una copa del torneo de futbol más importante del planeta. Hoy México debutará ante la campeona del mundo, Alemania, en Rusia 2018, y estamos todos unidos con la esperanza de estallar en júbilo. Aun y cuando es complicado, todo puede pasar cuando se juega un partido en un  torneo internacional. En mi pronóstico considero un empate 1-1. Hasta luego, campeón Anoche se despidió del boxeo un gran campeón, Cristian Mijares. Él fue campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y tuvo un reinado espectacular, inclusive derrotó a quien era amplio favorito en el momento del combate, Jorge Travieso Arce. Mijares fue boxeador estilista, con poder de puños, y gran corazón; enfrentó a lo mejor de su generación en peso supermosca y gallo. Cristian es un ejemplo para la juventud, pues lleva una vida limpia y honorable, es hombre de familia, felizmente casado, y nunca se vio involucrado en escándalos. Le deseo gran éxito en su vida después del ring al Diamante, mi amigo Cristian Mijares. Es ahora donde empieza una batalla muy difícil para él. Todo atleta de élite, de cualquier deporte, y todo artista o personaje público sufre enormemente este proceso de ajuste a regresar a una "vida normal". El principio es relativamente tranquilo, pues aún se tiene fama y reconocimiento del público, y los medios, se tiene dinero y los lujos adquiridos durante los años de gloria. Eventualmente, y pasa en toda carrera, se empiezan a apagar las luces, los reflectores alumbran hacia otros, además el público y medios ya hablan de los boxeadores del momento. Ser administrado El dinero deja de ingresar a la cuenta del banco, y normalmente se mantiene un nivel de gasto igual a cuando entraba constantemente para los boxeadores. Después viene un periodo de profunda depresión para ellos, y muchos regresan a tratar de retomar su lugar de fama, y a volver a generar ingresos. La gran mayoría de los pugilistas termina con resultados tristes que rayan en la vergüenza. Y así poco a poco se va extinguiendo la llama que dio luz y grandeza a ese individuo. ¿Cuántas historias se han repetido a lo largo de la historia? Joe El Bombadero de Detroit  Louis, noqueado penosamente por Rocky Marciano, y terminó como guardia en el  hotel Caesars Palace. Está el caso también del estadounidense Mike Tyson, que derrochó 400 millones de dólares, y que fue noqueado por el mundialmente desconocido irlandés Kevin McBride, y el día de hoy necesita trabajar, dando autógrafos, para vivir dignamente. Otro ejemplo en nuestro país es Rubén Olivares, fue derrotado, en una de sus muchas despedidas, en la abarrotada Arena México de la capital de nuestro país ante el novato Ignacio Madrid, quien derrumbó siete veces a El Púas en dos rounds. O  José Mantequilla Nápoles, que tenía mil trajes en su clóset, y respondió así a mi papá cuando en el hipódromo le sugirió no derrochar el dinero en apuestas. "Pepe, compadre, yo fui bolerito en Cuba, hoy soy un rey y así voy a vivir aunque después regrese a bolear zapatos", dijo Mantequilla Nápoles en aquella ocasión. Cristian Mijares tiene gran carisma, y estoy seguro que tendrá la virtud de ocuparse y disfrutar de una vida feliz;  encontrará éxito en cualquiera que sea su nueva ocupación, ya que terminó su carrera de boxeador. Una vida mejor Es por esto que vivimos eternamente agradecidos con la empresa Hublot, pues con su apoyo y patrocinio se logró crear el Fondo de Campeones José Sulaimán, el cual brinda apoyo económico, y en especie, a muchísimos boxeadores alrededor del mundo. Igualmente nuestra gratitud con el ingeniero Carlos Slim y a su Fundación Telmex-Telcel, por la creación del proyecto Ring Telmex-Telcel, ya que apoya boxeadores activos, y a 27 ex campeones mundiales mexicanos, además de aportar una importante anualidad al fondo antes mencionado. Anécdota de hoy Mi papá fue un eterno admirador de cualquier atleta de nuestro país, y por supuesto, de la Selección Mexicana de Futbol. No se perdió un partido de Fernando Toro Valenzuela, ni los partidos de Hugo Sánchez, y disfrutaba al máximo los triunfos de cualquier atleta o equipo que ponía en alto el nombre de México. Mientras él estaba en el hospital de Los Ángeles, vivió con gran pasión un evento que, aún y cuando se encontraba en una situación médica crítica, disfrutó de ese triunfo de la Selección, dirigida por su querido amigo Miguel Herrera, en el que se logró la clasificación dramática para el Mundial de Brasil. Al término del partido nos comentó mi padre: "¡Esos son pantalones y liderazgo de (Miguel) Herrera!, ¡qué feliz estoy!, ¡viva México!".