Haz tu denuncia aquí

Azúcar Morena

OPINIÓN

·
  En la recta final de la campaña electoral, empiezan a salir los trapitos al sol de candidatos a la presidencia de la República. Ricardo Anaya reveló el interés que tenía Andrés Manuel López Obrador por la construcción de las pistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México junto con su socio y amigo José María Riobó; al no lograr su objetivo, emprendió sus amenazas de cancelación de la terminal aérea en caso de ganar la presidencia de México. López Obrador parece no calcular los líos en los que se mete y los que le generan sus “inmaculados adherentes”. El nuevo escándalo morenista lo protagoniza Layda Sansores San Román, política campechana con una carrera que no podría calificarse de exitosa. Ha recorrido todos los partidos políticos: Partido Revolucionario Institucional, Partido de la Revolución Democrática, Partido Convergencia, Movimiento Ciudadano, sin sumarse al Partido Acción Nacional, apoyó a Vicente Fox Quesada, fue integrante del Movimiento de Regeneración Nacional y actualmente es senadora plurinominal por el Partido del Trabajo. Ha fracasado en tres intentos por gobernar Campeche y ahora esta metida en un escándalo por el uso de recursos públicos hasta por 700 mil pesos entre 2016 y 2017 para la compra de cosas que nada tiene que ver con su actividad legislativa. Layda Sansores aspira a ser alcaldesa de Álvaro Obregón por el partido Morena, pero sus deseos se derrumban ahora que se sabe que compró con dinero del erario: muñecas, tintes rojos para su rojo cabello, mucho desodorante, pastas dentales y todo tipo de despensas. Debe usted saber que Sansores percibe un sueldo de 223 mil pesos, más 150 mil para gastos de labores legislativas, pero no conforme, metió gastos al senado por casi 57 mil pesos por concepto de ropa, joyería (de fantasía por supuesto), bolsas y maquillajes. Trasciende que Alberto Esteva, coordinador de campaña de Sansores en su carrera para Álvaro Obregón estaría detrás de esta vergonzosa revelación. Recordemos que Esteva es señalado como el “espía favorito” del ex jefe de gobierno Marcelo Ebrard y por tener un cuestionado pasado: lo acusan de meter al crimen organizado a Oaxaca cuando fue Secretario de Seguridad Pública, lo responsabilizan de impericia en su cargo y de desarticular el sistema de seguridad Publica de la entidad, razón por la que inició actividades en Oaxaca el Cartel Jalisco Nueva Generación. Y por si fuera poco, Alberto Esteva cuenta dos órdenes de aprehensión desde 2003 por violar la ley de amparo. Esto es un ejemplo del “ejército impecable” de Andrés Manuel López Obrador. No por nada dice el dicho que, Dios los hace y ellos se juntan.   Corazón que sí siente   Inició el tan esperado Mundial de Futbol Rusia 2018. Dicen que el futbol une. Por unos minutos nos olvidamos de campañas, candidatos y todas ideologías disfrutaron del primer partido y gritaron juntos los primeros goles. ¿Será que por eso el futbol tiene hasta iglesias?