Haz tu denuncia aquí

Milpa Alta se le complicó al PRI

OPINIÓN

·
# PRIMER CUADRO   El delegado Jorge Alvarado se quedó con las ganas de que le endosaran Milpa Alta, poder hacer, postular y tomar las decisiones en esa demarcación; el PRI lo aterrizó en su realidad e impulsó a la hija de Rosario Robles para que dispute esa alcaldía. Mariana Moguel no la tiene sencilla, los candidatos de Morena y sobre todo de la coalición Por la Ciudad al Frente le dan la pelea. Milpa Alta esta tan lejos del centro político, quizá por eso en muchas ocasiones se le resta importancia a los eventos que ahí ocurren; el PRD había sido gobierno desde 2006, cuando era la fuerza política más importante de la ciudad, pero la circunstancia cambio en 2015 y la recuperó el PRI después de tres procesos electorales. El eterno candidato había sido Jorge Alvarado, en su tercera postulación ganó y no tenía intensión de ceder el paso a otros grupos, asumía que el territorio era suyo, pero a él no le alcanzó para garantizar la continuidad. Apropiarse de un territorio o espacio no es nada nuevo, Cuauhtémoc Gutiérrez le ha hecho por muchos años en el PRI capitalino y Adrián Rubalcava en Cuajimalpa es quien decide. Sin problemas el delegado desde 2015 le dio trabajo a su familia y amigos, tanto Movimiento Ciudadano como Morena pidieron a la Contraloría de de la Ciudad de México actuar, porque en la nómina de Milpa Alta la Dirección General de Desarrollo Rural la ocupaba un cuñado de Alvarado Galicia; la Dirección de Desarrollo Social, su sobrina; la Dirección de Recursos Materiales la novia de su hijo, además de otros puestos de menor importancia. Aunado a ello su hijo se involucraba en la toma de decisiones y quería que su esposa Alicia Robles fuera la candidata del PRI por esa alcaldía. Pero no contó que en el proyecto político de Mariana Moguel, la delegación Milpa Alta es un escalón, además de que cuenta con todo el respaldo que le ha dado su mamá Rosario Robles, desde una secretaría de Estado y forma parte del grupo político de Miguel Osorio Chong. Además es de las pocas priistas que puede presumir que es diputada de mayoría en la Ciudad de México. El PRI capitalino con Francisco Olvera no pudo sanar la relación entre ambos grupos, sin problema apoyó la candidatura de la hija de Rosario, finalmente él también forma parte del equipo del ex secretario de Gobernación. La oposición más fuerte que tiene la priista es frente a Octavio Rivero, miembro de Movimiento Ciudadano, que está en la coalición con el PRD y el PAN; además algunos cuadros del delegado han buscado cobijo ahí el más notorio fue Oscar Meza. El perredismo tenía cierto arraigo en esa delegación y sobre eso tratan de crecer. En el caso de Morena, Milpa Alta es de las cinco delegaciones que consideran complicadas, difícilmente en condiciones para ganar. A Judith Vanegas le tocó entrar como sustituta en 2003 de Guadalupe Chavira, quien llegó a la delegación, como muchos bajo las siglas del PRD.