Haz tu denuncia aquí

Agustín Barrios Gómez: Maltrato a Canadá

OPINIÓN

·
Los canadienses lucharon hombro con hombro con los americanos en la Primera y Segunda Guerras Mundiales. Cuando se establecieron los mecanismos de alianza militar en la posguerra, la OTAN (para el Atlántico) y NORAD (para América del Norte), fueron miembros fundadores y los más entusiastas. Aparte, Canadá es un país rico, angloparlante, y "blanco", lo cual pareciera un tema de gran importancia para un Ejecutivo americano producto del racismo estadounidense. Pero a pesar de todas esas coincidencias, al final de la Cumbre G7, Canadá fue descalificado e insultado. Más que recordar las victorias compartidas, el Presidente americano resaltó la lejana Guerra de 1812, en la que los ingleses, aliados con su colonia canadiense, quemaron la Casa Blanca. En las negociaciones del TLCAN, Canadá ha sido igual de atacada que México. Su afable primer ministro se ha abrazado con el Ejecutivo americano, pero el coqueteo no valió para nada. Desde el inicio de esta administración, el que escribe resaltó en medios canadienses que era cuestión de tiempo que ellos sentirían el desprecio de un presidente que no tiene ni palabra ni lealtades. A principios de 2016 me tocó tratar con funcionarios en Ottawa que insistían que Canadá se cocía aparte. Aunque no lo decían, su actitud era que ellos y los americanos eran los ricos de la familia que se pondrían de acuerdo más allá de la "oveja negra" (o, en este caso, morena) mexicana. Su servidor no fue el único que les dijo que estaban equivo- cados. Nuestro equipo de negociación, encabezado por el secretario Guajardo, se cansó de compartirles los aprendizajes de los años 90. La tesis es sencilla: juntos cubrimos muchos más sectores y nos podemos ayudar en muchos más ámbitos ante las exigencias proteccionistas de un gobierno americano que no cree ni en aliados, ni en la libertad de comercio. En la cosmovisión del actual Presidente de los Estados Unidos, el orden mundial que creó su país después de la Segunda Guerra Mundial fue un error. En vez de ver el intercambio entre las naciones como un "ganar-ganar", lo importante es sacar ventaja y derrotar al otro. La realidad es que los Estados Unidos hoy existe únicamente gracias a la cooperación de sus aliados. De hecho, fue una invitación alemana a México a declararle la guerra a EU (el telegrama Zimmermann) que precipitó la entrada de aquel país a la Primera Guerra Mundial para evitar dicha alianza. Sin el apoyo de Canadá, México, y Europa occidental, es muy probable que en nuestro país vecino estarían hablando o en alemán, o en ruso. Sería el mundo de la serie de Amazon The Man in the High Castle, que plantea la historia después de una victoria de los nazis. El problema para Canadá (y para el mundo) es que no queda claro si la administración actual hubiera estado del lado del Eje, o de los Aliados. (*Presidente de la Fundación Imagen de México, y conductor de ADN40 News)