Haz tu denuncia aquí

Niñas y niños nacen y viven en la cárcel

OPINIÓN

·

Para Reinserta, con admiración por su lucha.

  En México hay una realidad de la que poco se habla. En buena medida porque se desconoce, pero también porque las autoridades y quienes pueden incidir en ella la ignoran. Es la de las niñas y niños que nacen y viven en prisión con sus madres. Pocas cosas pueden resultar más aberrantes. En México hay cientos de pequeños cuyas madres están presas en algún reclusorio, que viven entre muros y rejas. Ni siquiera hay una cifra exacta porque los gobiernos no han podido –ni querido– contarlos. Como tampoco les han asignado un presupuesto a sus necesidades alimenticias, de educación, salud y desarrollo. Cero pesos hay para ellos. Viven de donativos y caridades. Niñas y niños que nunca han salido de prisión, a pesar de no haber cometido un delito, que jamás han visto un perro o corrido en un parque, que no conocen la Luna ni han visto las estrellas, porque a las 19:00 horas quedan encerradas con sus madres en celdas. Cuando aparecen informes sobre el caos en las cárceles del país, como el de la CNDH la semana pasada, donde se da cuenta de que reina el autogobierno, los niños son inexistentes. Los gobiernos no los observan, mucho menos atienden sus necesidades. No hay programas educativos ni vacunas para ellos, por ejemplo. Y cuando llegan a la edad en que deben salir de prisión y dejar a sus madres, no existe ningún acompañamiento. La deuda con ellos es enorme. ¿Qué futuro le espera a un pequeño que crece entre custodios, sobrepoblación, ínfimas condiciones sanitarias, corrupción, violencia, drogas…? Son un grupo vulnerable que ha sido ignorado y que permanece en la invisibilidad. Hoy, Reinserta, Asociación Civil que busca la transformación del sistema penitenciario como eslabón en la cadena de la crisis de seguridad que vive México, lanzará una agresiva campaña para visibilizar la realidad de esas niñas y niños que han sido relegados y olvidados. La Ley de Ejecución Penal aprobada en el Congreso les otorga derechos, pero no hay gobierno que cumpla a lo que por ley están obligados. Los gobernadores son omisos y los candidatos, hasta hoy, nada han dicho. ¿Les importan los menores que crecen entre barrotes? ¿Saben que existen? ¿Los voltearán a ver? Nunca más las niñas y niños que nacen y viven en prisión deben ser ignorados. Hay que mirarlos, y firmar para que los #NiñosInvisibles no lo sean más: change. org/niñosinvisibles  

Off the record

Canceló porque vio en la invitación una emboscada. No, no hablamos de AMLO y su inasistencia al foro 10 preguntas por la Educación, sino de Margarita Zavala y las razones por las que no fue al Museo Memoria y Tolerancia a un evento con víctimas de la violencia… A propósito de cálculo electoral, el nuevo presidente del PRI, René Juárez, tiene una meta en la cabeza: 15 millones de votos. En eso calcula el voto duro tricolor. Ni así les alcanza para ganar, pero sí para rescatar parte de lo que hoy luce perdido