Haz tu denuncia aquí

La operación Monreal-Ebrard

OPINIÓN

·
Desde hace 21 años, Ricardo Monreal hace equipo con Andrés Manuel López Obrador. Fue su coordinador general de campaña en las elecciones presidenciales de 2012 y hoy ejecuta la estrategia política diseñada por el candidato presidencial, con prioridad en el norte y noroeste del país, zonas en donde el político tabasqueño no tenía mayor representatividad. En ambas regiones del país, sin embargo, (circunspripción I y II)  Monreal hace el uno dos con Marcelo Ebrard. Aunque es una nueva plaza para el lopezobradorismo, al aspirante presidencial le ha ido muy bien porque además de ser de los primeros estados visitados por él desde el arranque de su campaña a principios de abril, ha concentrado un número de simpatizantes y seguidores que ha sorprendido, incluso, a los propios gobernadores de la oposición que creyeron tener un imperio electoral intocable como Javier Corral, el panista de Chihuahua, cuando éste festejaba un triunfo sobre el peñismo al que logró doblar y sacarle una bolsa multimillonaría de recursos. ¿Quiénes son estos nuevos seguidores de Andrés Manuel que siempre estuvieron del lado del PRI y PAN? Principalmente, sabemos, son maestros, petroleros y ex priistas y panistas que se sienten huérfanos políticos porque fueron abandonados por sus dirigencias, entonces representadas por Ricardo Anaya (PAN) y Enrique Ochoa (PRI). Los seguidores de Andrés Manuel se han incrementando al grado tal de imponer un récord histórico para la izquierda en regiones inexploradas. Se tiene ya el 70 por ciento de guardianes del voto; nunca en la vida electoral se había dado, pues de las 3 mil 661 casillas con que cuentan ambas circunscripciones se está haciendo operación política y acercamiento con los gobernadores opositores a Morena para neutralizarlos con el objetivo de que no incurran en compra del voto o inviertan de manera ilegal en las campañas, todo esto con el propósito de obtener resultados positivos de respeto sin caer en ingenuidades ni ser sorprendidos el día de la elección. Eso sí, existen 40 municipios con alto riesgo el día de la elección del 1 de julio debido entre otras cosas a la presencia del crimen organizado, sobre todo en Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros y Ciudad Mante en Tamaulipas, donde el gobernador Francisco Cabeza de Vaca se ha comprometido con Ricardo Anaya a entregarle los mejores resultados el día de la elección. En esa zona uno de los morenistas enviados para la encomienda de conquistar electores se llama Jesús Valencia, un político de Iztapalapa que gobernó la demarcación y con fama de duro. Pero también Guadalupe y Fresnillo, Zacatecas, un estado gobernado actualmente por el PRI, donde Monreal ya fue gobernador y tiene ganado el respeto.  En esa parte no ha sido facil su operación, pero está activo como en el resto de la circunscripción la para defender el voto. Monreal está a cargo de la segunda circunscripción electoral, a la que el morenismo calificó en su momento como la región más complicada para López Obrador: Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas, donde él fue gobernador. Con sus redes en el resto del estado ha logrado números alentadores en favor de Andrés Manuel.