Haz tu denuncia aquí

Javier García Bejos: Impulsando la inclusión

México fue el principal promotor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

OPINIÓN

·
No hay duda que una política social integral debe impulsar mayores niveles de bienestar para todos los sectores de la población. Con esto en mente, el brindar oportunidades para las personas con discapacidad y garantizar que puedan ejercer sus derechos es fundamental. En este sentido, el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) cumple hoy, 31 de mayo, siete años de promover los derechos humanos de este grupo, así como su plena inclusión en todos los ámbitos. En nuestro país, la articulación de políticas públicas a favor de las personas con discapacidad comenzó a tomar forma a mediados de los años 90. En 1995, se presentó el Programa Nacional para el Bienestar y la Incorporación al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, y en 2000 se creó el Consejo Consultivo para la Integración de las Personas con Discapacidad (Codis) para dar cumplimiento a las acciones procedentes del programa nacional. Después de la publicación de una ley general en 2005 y el establecimiento de un Secretariado Técnico ese mismo año, llegamos al 31 de mayo de 2011, cuando entró en vigor la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, misma que dio vida al Conadis como lo conocemos hoy. Así, en estos años, este organismo ha impulsado estrategias transversales con diversas dependencias, organizaciones y asociaciones académicas, con el objetivo de trazar mejores condiciones para las y los mexicanos en este grupo poblacional. En nuestro país, 6.4% de la población vive con algún tipo de discapacidad, de acuerdo con el Inegi en 2014, y por ello lo hecho durante los años se ha traducido en mayor bienestar para millones. Por ejemplo, México fue el principal promotor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobado por las Naciones Unidas hace más de una década. A partir de entonces, desde el mercado laboral, los medios de comunicación y las políticas de planeación urbana, por citar algunos casos, han tomado acciones para incorporar plenamente a este grupo, reconociendo que todos debemos y podemos ser parte del desarrollo. Falta mucho por hacer para erradicar la discriminación y la falta de oportunidades. Sin embargo, hoy México cuenta con un organismo fuerte liderado por Mercedes Juan, una funcionaria capaz, y consolidado como una herramienta fundamental para impulsar políticas incluyentes y hacer equipo con otros actores. Mirando hacia el futuro, debemos redoblar esfuerzos para fortalecer la colaboración entre el consejo y las instituciones estatales, así como mantener la cooperación internacional para aprender de experiencias que han cerrado las brechas en materia de acceso a servicios públicos. Por lo pronto, hoy es un buen día para reconocer que, impulsando la inclusión, estamos en el camino correcto.