Haz tu denuncia aquí

Peña no tuvo empresarios consentidos

OPINIÓN

·
  Una de las características por las que el Presidente Enrique Peña será echado de menos es porque en esta administración no es posible atribuir a su gestión el nacimiento de nuevos e intempestivos empresarios quienes, aprovechando su supuesta cercanía con Los Pinos, y acaso solo por ello, hubiesen prosperado. En pocas palabras: Peña no arrojó una docena de empresarios fugaces que crecieron gracias a su amistad con él, como ocurría sexenios atrás. Casi puede decirse que hay una correlación negativa: El caso más icónico es quizá el de Eustaquio de Nicolás, quien fue compañero de vivienda de Peña en la Universidad, y que se convirtió en uno de los vivienderos más famosos del país con Homex. Al arrancar 2012 esta empresa parecía entrar en una ruta definitiva de ascenso, lo que se especulaba por la cercanía de ambos. Pero eso no ocurrió. Homex se desfondó y tuvo que cambiar prácticamente de dueño. Incluso el hermano de Eustaquio fue investigado por la SEC de Estados Unidos. Peña Nieto no metió ni un dedo. Otro ejemplo que ilustra la correlación negativa es el caso de Imagen, la firma de Olegario Vázquez Aldir, quien obtuvo la tercera cadena de televisión este sexenio, pero lo hizo con reglas sustancialmente distintas a lo que ocurría en el sector décadas atrás. En adición, Olegario entró a los medios desde 2004, en el sexenio de Vicente Fox, y fue robusteciendo su empresa adquiriendo el diario Excélsior. Sobra decir que su corporación ya era inmensa —hoteles, hospitales, banco— antes de iniciar la presente administración. Las empresas que prosperaron o los empresarios que despuntaron grandes empresas lo hicieron bajo reglas transparentes. La Comisión Federal de Competencia Económica es hoy una institución que lo mismo investiga colusiones en el sector farmacéutico que en el de venta de gasolinas. En adición, todas las licitaciones de la reforma energética han sido abiertas, y los ganadores han obtenido sus contratos en transmisiones en vivo en internet y frente a la prensa. Quienes han ganado grandes contratos del gobierno federal lo ha hecho bajo una lupa enorme, sin favores. No puede entonces acusarse favoritismo del presidente a nadie. De hecho, es común que se escuche que Peña Nieto no tiene amigos empresarios, sino conocidos. Cosa distinta puede que ocurra en gobiernos estatales y municipales, donde la percepción ciudadana es que existe un favoritismo que califica como corrupción. Eso sí: si alguien tiene evidencia de que en este sexenio hubo nuevos ricos que nacieron al amparo exclusivo de Los Pinos, que presente la lista. Con nombres y apellidos. PHILLIP MORRIS Día Mundial Sin Tabaco y la empresa PMI propugna por un mundo donde deje de consumirse. Cada día, más de 10 mil personas cambian el cigarrillo por sus productos sin humo. ¿El más famoso? IQOS. motacarlos100@gmail.com   @SoyCarlosMota