Haz tu denuncia aquí

Los jóvenes pueden ser clave: Rice University

OPINIÓN

·
    Cuando el próximo primero de julio, los mexicanos vayan a las urnas, el mayor bloque potencial de votantes corresponde a los jóvenes entre 18 y 35 años, que serían el equivalente mexicano demileniales y generación Z en Estados Unidos. Y como ocurre en el país vecino, en México tienen la posibilidad de influir profundamente el resultado de los comicios. De acuerdo con un reciente reporte de la Universidad de Rice, esos dos grupos juntos constituyen alrededor de 45 por ciento de los votantes elegibles, lo que realza su potencial, si se considera, como precisa Tony Payan, el autor del texto, que las últimas tres elecciones presidenciales fueron decididas por un pequeño porcentaje de votantes. Pero "su influencia potencial en los resultados de las elecciones es fuertemente debatida", sobre todo por niveles de participación, que históricamente tienden a ser relativamente bajos, consignó Payan. Pero al mismo tiempo, los jóvenes crecieron en un país sumido en la violencia y corrupción, con un elevado porcentaje de pobreza y otros  problemas sociales. "Ese mosaico de características sociales, culturales y económicas hace que sea difícil discernir la agenda política precisa de los jóvenes votantes mexicanos, o cómo podrían adelantarla en las casillas electorales, si es que lo hacen. Dicho esto, en una competencia cerrada, los jóvenes probablemente marcarán una diferencia, ya que sus preferencias sociales y políticas son distintas de las de sus padres y abuelos. Por ejemplo, según Mitofsky, una encuestadora en México, los votantes jóvenes se inclinan hacia Andrés Manuel López Obrador, el candidato izquierdista, por encima de los candidatos del PAN (Partido Acción Nacional) y del PRI (Partido Revolucionario Institucional), que se consideran de centro derecha". Con todo, según Payan, "los votantes jóvenes de hoy están más conectados a Internet que las generaciones anteriores, y posiblemente estén más expuestos a ideas y debates políticos alternativos". De hecho, el reporte afirma que "27 por ciento de los jóvenes se considera izquierdista en su orientación ideológica, es decir, son más socialmente liberales y creen en una mayor responsabilidad del gobierno por el bienestar social, lo que podría favorecer a ciertos partidos políticos; otro 27 por ciento de ellos se considera políticamente a la derecha del centro". Las encuestas mexicanas de opinión pública señalan, según Payan, que "la pobreza, el desempleo, la seguridad pública deficiente, la corrupción, la violencia y el narcotráfico son las principales preocupaciones de los jóvenes ciudadanos mexicanos", lo que los hace similares al resto de los mexicanos.Y eso indica, según Payan, que "los jóvenes votantes mexicanos pueden votar como otros mexicanos, es decir, en gran medida contra el gobierno actual. Más proactivamente, muchos también mirarán hacia candidatos o partidos políticos, cuyas visiones para el país están más en sintonía con sus propios puntos de vista culturales, sociales y económicos".   JOSÉ CARREÑO FIGUERAS