Haz tu denuncia aquí

Conmociones al alza

OPINIÓN

·
Hace unos días, la NFL votó a favor de una serie de recomendaciones realizadas por el comité de competencia, enfocadas directamente a reducir el número de conmociones que pese a las medidas tomadas a partir de 2002, incluyendo 47 cambios de reglas, aumentaron el año pasado.
Entre campaña regular y pretemporada se registraron 281 conmociones, un incremento de 15.6% con respecto al promedio de los cinco años anteriores, y 13.5% más que los 243 casos señalados en 2016.
La pretemporada anterior trajo consigo 91 eventos, 46 en partidos y 45 en entrenamientos, por 190 en la campaña regular. Un hallazgo interesante es que 28% fueron reportados por los propios jugadores, un aumento de 9% sobre el 2016.
¿Cuál es la jugada más peligrosa? Sin duda la patada de salida. Un estudio efectuado por el equipo médico de la liga concluyó que es cinco veces más riesgosa que cualquier otra acción. La cantidad de incidentes en este rubro se mantiene con cifras alarmantes, pese a que al colocar el balón en la yarda 35, resulta que 58.4% de las patadas de salida del año pasado terminaron en touchback.
Camino al 2018 se contempló eliminar este tipo de jugada, pero se decidió conservarlas con los siguientes ajustes.
Para el equipo que patea:
1) Los jugadores deben estar como máximo una yarda detrás de la línea. Antes podían tomar un vuelo de 5 yardas.
2) La línea debe estar completamente balanceada, con cinco hombres por lado.
3) Contar con por lo menos dos jugadores por lado entre los números de las yardas y la banda, y dos más entre los números y las hashmarks (las líneas que marcan las yardas).
Para el que recibe:
  1) Debe tener por lo menos ocho elementos en una posición predeterminada en un espacio de 15 yardas, que inicia 10 yardas después de la línea rival.
  2) No se permiten los bloqueos en tándem o cuña.
OTRAS RESTRICCIONES
Además, quedan prohibidos los bloqueos en la zona de 10 yardas entre el conjunto que patea y el que recibe, hasta que el balón haga contacto con la superficie o sea tocado. Y finalmente, la jugada será declarada muerta si el ovoide no es tocado por el equipo que lo recibe y hace contacto con las diagonales.
Un ajuste más al reglamento tiene que ver con usar el casco como un arma. El jugador que inicie un contacto con el casco será castigado y podría ser expulsado.
Para concluir, un dato más: ¿Recuerdan las quejas de los jugadores por los partidos en jueves, dando poco tiempo para la preparación y recuperación entre encuentros, haciéndolos susceptibles a lesiones? Tienen razón. El año pasado se presentaron 6.9 lesiones por juego en jueves, contra las 5.3 de 2016, y 6.3 en los choques efectuados en domingo y lunes.