Haz tu denuncia aquí

Patricia Guadalupe: Una semana histórica

OPINIÓN

·
    Las elecciones primarias de la semana pasada marcaron lo que se considera como otro tipo de historia, con mujeres en su centro. En Texas, por ejemplo, Guadalupe Lupe  Valdez, una ex capitana del Ejército y ex sheriff del condado de Dallas, es la primera latina —y la primera lesbiana– en conseguir la nominación del Partido Demócrata para la gobernación del estado. Valdez consiguió 53 por ciento del voto y subrayó que "es una victoria para todos nosotros que luchamos por un Texas más tolerante, equitativo y diverso, que aboga por la igualdad de oportunidades para todos los tejanos, y bajo el cual todos tengamos una voz". Su contrincante republicano es nada menos que el gobernador Greg Abbott, con más de 40 millones de dólares para gastar en la campaña. Valdez apunta que aunque sea difícil llegar a ser la primera gobernadora latina en el estado este noviembre, nada en su vida ha sido fácil. "Estoy constantemente oyendo que esto es algo imposible. ¡Ay, por favor!", dijo Valdez a sus simpatizantes: "Soy experta en ir cuesta arriba". El Partido Demócrata en un estado con un historial de mayoría republicana, cuenta con el creciente número de votantes latinos y aquellos que se sienten defraudados por Donald Trump y los republicanos. Varios grupos que apoyan a los demócratas emprendieron una campaña de promoción del voto que se espera registre un número récord de residentes para la contienda de este otoño. En Georgia, otra mujer hizo historia al ser la primera persona afroestadounidense que logra la nominación demócrata para la gobernación –y la primera en la historia en cualquier estado de la nación—.Georgia tiene un historial conservador, pero también una creciente población de votantes latinos y afroamericanos. La candidata Stacey Abrams ya es identificada como "la cara de una Georgia nueva". Y como en Texas, los grupos que abogan por mayor participación política de grupos minoritarios planean gastar sumas millonarias para alcanzar a quienes pudieran representar esa nueva cara del estado. Una mayor participación de votantes en zonas urbanas como Atlanta contrarrestaría a los que viven en zonas rurales, que no soportarían la posibilidad de una gobernadora mujer y mucho menos afroamericana. A su vez, el grupo de congresistas latinas criticó a la secretaria de Educación, Betsy DeVos, por comentar que toca a los distritos escolares particulares decidir si deberían reportar a las autoridades federales los estudiantes indocumentados en las escuelas. "Esta mujer no sabe de qué habla. Nos sorprende su falta de entendimiento del asunto. Las escuelas públicas son gratis para todos sin importar estatus migratorio", dijeron los  congresistas. La Corte Suprema ya determinó que las escuelas no pueden negar clases y otros servicios a estudiantes indocumentados.   UNA LATINA EN USA POR PATRICIA GUADALUPE *Periodista