Haz tu denuncia aquí

¿Quién dice que no se puede con Trump?

OPINIÓN

·
Hace 7 años, el Consejo Mundial de Boxeo, en ese entonces dirigido por José Sulaimán, solicitó al gobierno de Barak Obama el perdón presidencial a Jack Johnson, el primer campeón mundial del boxeo de raza negra, que fue perseguido por las autoridades estadounidenses por el simple hecho del color de su piel. Y es que, en 1913 Johnson cometió el “grave delito”, –penado por la Ley Mann–, de trasladarse de un estado a otro con una mujer blanca. Se trataba de Lucille Cameron: su esposa. Lo anterior provocó que este boxeador, nunca antes vencido en un ring, estuviera en la lona al ser condenado por un jurado a prisión y una multa millonaria para la época.  Tras ese fallo, el invencible campeón hijo de esclavos y quemado por el fatuo fuego del racismo que se vivía en ese entonces, huyó y vivió los siguientes años exiliado en Europa y no volvería a su nación hasta 1920 para cumplir su condena. Hoy, 100 años después, el CMB de Mauricio Sulaimán, logró, vía Donald Trump, lo que no se pudo ni con George W. Bush ni Barack Obama, el perdón presidencial a un hombre que merecía ser recordado por su trayectoria deportiva, más allá de la discriminación que sufrió.  Sin duda un gran logro del CMB, que representa a 166 países, ya que este histórico acontecimiento en donde en conjunto con ex boxeadores como Lennox Lewis y el principal embajador de este deporte, Sylvester Stallone, celebraron ayer en la Casa Blanca un hecho de humanismo sin antecedentes para este deporte.  El reconocimiento, póstumo también, es para Don José Sulaimán, quien siempre demandó todo acto de discriminación racial en el pugilismo y que comandó este movimiento hace varios años junto con boxeadores de la talla de Mike Tyson Muhammad Ali, entre otros. SEGURIDAD ADUANERA. En el segundo semestre de 2014 se comenzó a planear el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera, hoy mejor conocido como PITA, con el fin de optimizar la operación para la entrada y salida de mercancías en territorio nacional. Un año después, el 20 de octubre de 2015 se publicó la convocatoria para la licitación, la cual le permitió al gobierno federal un ahorro aproximado de mil 563.56 millones de pesos, y posterior a la presentación de propuestas en enero de 2016, el 2 de marzo de ese año se anunció al consorcio ganador. A pesar de que una de las empresas participantes se inconformó ante la adjudicación del proyecto al consorcio creado por Sixsigma Networks e IBM México; dos años después y con un avance de este proyecto en 49 aduanas para finales de 2018, el Servicio de Administración Tributaría (SAT) de Osvaldo Santín, ratificó el resultado del fallo original. El final de esta historia era de esperarse, con una diferencia de 2.36 puntos y 500 millones de pesos, la propuesta de Sixsigma e IBM resultó ser económicamente más baja y la de mayor puntaje, tanto así que ni siquiera tendrán que firmar nuevo contrato.