Haz tu denuncia aquí

Nueva baja en el gobierno

Emilio Barriga dejó su cargo al frente de la Tesorería de la CDMX

OPINIÓN

·
a Tesorería de la Ciudad de México se quedó acéfala: Emilio Barriga dejó el cargo la semana pasada. De esa manera, siguen las bajas de quienes estaban en el equipo del ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. El sustituto, José Ramón Amieva, hace sus movimientos para tener el control de esta administración, en los meses que aún le quedan. Era cuestión de tiempo para que Barriga Delgado saliera del gobierno, lo que llama la atención es la forma en que suceden las cosas. En la Secretaría de Finanzas había mucha inquietud aun antes de que Mancera Espinosa se fuera, por los fuertes desencuentros que tuvo su ex titular Edgar Amador con los diputados que liderean la toma decisiones en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. A fines de marzo, cuando el ex jefe de Gobierno dejó el cargo y quedó como encargado de despacho Amieva, de inmediato Edgar Amador puso su renuncia en la mesa y no fue aceptada. La gente de Finanzas estaba alerta y sabía que vendría una cascada de cambios. Una vez que Amieva fue ratificado por los diputados, sólo se tomó una semana para que Amador saliera y el mismo 26 de abril fue nombrada Julieta González nueva secretaria de Finanzas, gente cercana al nuevo jefe de Gobierno. Emilio Barriga puso su renuncia en la mesa con la salida de su Edgar Amador, con fecha del 31 de mayo. Quería tomarse los últimos 15 días del mes como vacaciones, pero no se lo autorizaron. Durante el proceso de negociación para el nombramiento del auditor superior de la Federación, en la Cámara de Diputados se sabía que Emilio Barriga era muy cercano a David Colmenares y para allá va el ex tesorero capitalino. El jueves le pidieron a Barriga la renuncia, así que le cambió la fecha y ya no se presentó ni a entregarla, la mandó ya. Esta semana empezaron a sacar las cosas personales del ex tesorero. El mismo jueves, vía Twitter, Emilio Barriga envió un mensaje que decía “oficinas y sistemas de recaudación de Tesorería operando al 100% y sin contratiempos”, dejando claro que todo estaba en orden a su salida. El sábado uno nuevo con un “fin de ciclo”. El funcionario recomendó a la subtesorera de Fiscalización, Sonia Hernández, para hacerse cargo del área, pero al parecer no le harán mucho caso. Al interior del gobierno capitalino el tema se maneja aun con cuidado; sin embargo, quienes trabajan en Finanzas viven un nerviosismo natural. Julieta González estaba a cargo del área administrativa de la Secretaría de Desarrollo Social y dos semanas después de su llegada inició los ajustes de personal, con la solicitud de renuncias.   Ese ambiente genera incertidumbre a quienes ahí trabajan. Lo extraño es que no se nombró un encargado de despacho, por la importancia de la Tesorería. L