Haz tu denuncia aquí

Error fatal de pizarro

OPINIÓN

·
Estimado fan, hay de todo en la viña del señor, pero zapatero a tus zapatos. El refranero popular mexicano da para todo y para todos, cuando se trata de argumentar justificaciones. Pero, como siempre, tú tienes la última palabra. El caso de la no inclusión de Rodolfo Pizarro en la lista preliminar de 28 jugadores de la Selección Mexicana rumbo a la Copa del Mundo es controversial. Lo que públicamente no admitirá Juan Carlos Osorio es que no lo llama por motivos de disciplina e imagen. #Oops Recuerda que esta columna está dedicada a ti y pretende compartir conocimiento desde un enfoque mercadológico. Contigo, se repasaron ya en este espacio algunos conceptos: Un deportista profesional posee una marca personal que integra a otras marcas, la de las entidades que le pagan un sueldo y la de los patrocinadores de esas empresas y los contratos personales con él. Más le vale cultivar ese valor de marca personal cuanto antes, cuando se trata de una carrera muy breve, de cuando mucho 18 años en promedio, y lo ideal es que estratégicamente formar su patrimonio de la mejor manera en este lapso, es decir, asesorado por profesionales. También, conversamos acá de que la imagen es un concepto poderoso, compuesto de percepciones tangibles e intangibles que no se limitan a lo visual si no a todo lo que se cree de algo o de alguien. Es por esto, por expresar una imagen pública deficiente y su consecuente daño a la marca personal, que Pizarro no llegará al Mundial y representará un duro golpe para su carrera porque a pesar de que puede acudir a otros si enmienda el camino, este cartucho ya se le quemó, ya que los deportistas profesionales tienen marcas 24/7. Analicemos.       EL INSULTO MALDITO En los medios informativos dedicados a contenidos periodísticos existen manuales de estilo donde las palabras soeces o leperadas se ponen a medias, con puntos suspensivos que sugieran la terminación de la palabra. Es porque un niño puede también leer esto y en El Heraldo de México escribimos para las familias enteras. Es por eso que aplicaré este manual al recordar el insulto de Pizarro. La noche del 26 de abril y en pleno festejo de celebración por ganar la Concachampions, a Rodolfo se le ocurrió gritar, en un principio escondido detrás de un compañero los siguientes improperios: “Y que chin… su pu… bomba y negra ma… el América”. Al ser viralizado el momento en redes sociales, la directiva rojiblanca lo obligó a disculparse. Lo hizo, pero siempre hay consecuencias de los actos que uno realiza. Es cierto que las mentadas son comunes en un estadio y no deben espantar a cualquiera, pero hay que destacar que un jugador profesional no es común ni cualquiera, por tratarse de una figura pública, cuyo comportamiento es seguido por las masas, especialmente los niños. Tampoco fue una mentada más. Los tintes racistas también cuentan en una era donde se deben aplacar de tajo estas expresiones discriminatorias. En Sudáfrica 2010 José de Jesús Corona no fue al Mundial por su conducta violenta dentro y fuera del campo. Razón justificada para dejar fuera a un elemento con grandes condiciones como jugador, pero que a decir de tres fuentes de las que respetaré su deseo de anonimato, Osorio toma como un jugador que ocasionaría problemas y división en su grupo. No será reconocido por los directivos de Chivas ni de la Selección porque sería balconear a un futbolista de gran potencial para ser transferido al extranjero en un futuro no lejano —hasta acá también llega el pacto de caballeros—. Recuerda, estimado fan, que un jugador es un activo importante de los clubes. Por lo mismo, debieran capacitarlos mejor en su manejo de marca personal e imagen pública. Es una lástima por Pizarro y una llamada de alerta para enderezar la senda y mejorar su reputación. Y bueno, ¿tú qué piensas? Conversemos. Recuerda que en este mundo terrenal, todo puede sumar o restar y tú eliges la cuenta.