Haz tu denuncia aquí

Precariedad laboral: ¿Dónde está Campa?

OPINIÓN

·
Uno de los temas que se volverá una pesadilla para los empresarios durante la siguiente administración es el debate público sobre la precariedad laboral. Las redes sociales ya se empiezan a inundar y nutridas notas periodísticas han comenzado a surgir con versiones, interpretaciones —a veces ideologizadas— y denuncias sobre las condiciones laborales con las que las empresas contratan a empleados: les pagan poco, les exprimen mucho y les dan prestaciones a medias, si acaso se las dan. Ese es el discurso y tiene el potencial de convertirse en un polvorín. Hace unos días, por ejemplo, Proceso publicó una nota llamada “El CMN, fortunas amasadas sobre la pobreza de los empleados”, en el que recoge la opinión de un académico que diagnosticó que “al 20% de los trabajadores no les pagan en su totalidad vacaciones y aguinaldo.” Ayer, El Universal desplegó una sección amplia del “Empleo Precario en México”, en la que enfatiza que los empleos “cada vez son peor pagados”, mostrando gráficos y acentuando la problemática de las mujeres al respecto. Esta discusión, que en México apenas inicia, en España ya tiene mucho tiempo. Ahí se han inventado términos como “trabacaciones”, que se refiere al trabajo extra que realizan los empleados en horas que supuestamente deberían ser de descanso; o “minijob”, que significa trabajo por horas sin prestaciones ni contribución a la seguridad social por parte del patrón. Si bien toda discusión es positiva, para como están las cosas en México sería importante que el Secretario del Trabajo y Previsión Social Roberto Campa despliegue un mapa de esta situación en el país, para conocer el estado verdadero de la precariedad laboral y no arrancar este nuevo debate con el prejuicio de que los empleadores son unos abusivos. Fallas en el sistema hay, eso es seguro, pero un prejuicio generalizado puede originar confrontaciones y polarizaciones contra los empresarios y eso es lo último que requiere el país. Peor aún cuando la autoridad suele enfatizar dos o tres logros en la materia, como número de empleos generados en el sexenio, reducción de la informalidad o ausencia de huelgas. Todo esto último es cierto, pero corre el riesgo de descarrilarse si el debate sobre la precariedad laboral le gana en velocidad. El problema de la precariedad laboral como tema a debatir es que, si se aborda desde el ángulo incorrecto, puede alimentar la lucha de clases sociales y dañar severamente la ruta de desarrollo del país. Discutámoslo, sí, pero con solidez y sin prejuicios.  

Armaggedon Venezuela

Una pequeña isla del Caribe, Curazao, puede ser el origen de la caída de Maduro. Ahí se sentenció que la firma Conoco puede tomar control de activos de la petrolera de Maduro, PDVESA, equivalentes a Dlls. $ 636 millones, de una demanda por hasta Dlls. $ 2 mil millones. motacarlos100@gmail.com     @SoyCarlosMota