Haz tu denuncia aquí

Récords irrompibles

OPINIÓN

·
James Paxton, pítcher de Seattle, buscaba igualar la marca de juegos consecutivos sin hit ni carrera, y como casi todos sus antecesores, fracasó. El beisbol de grandes ligas reconoce 299 dobles ceros, 256 de ellos a partir de 1901 cuando surge la era moderna, y sólo una vez, un lanzador ha ligado juegos sin hit ni carrera. Se trata de Johnny Vander Meer, de Cincinnati, que el 11 de junio de 1938 le aplicó el doble cero a los Bravos de Boston y cuatro días después a los Dodgers de Brooklyn, en el primer partido nocturno del Ebbets Field. En el caso de Paxton , el 8 de mayo se convirtió en el primer canadiense que lanza un sin hit ni carrera en su país, y en el segundo de todos los tiempos, enfrentando a los Azulejos en Toronto. De hecho los tres dobles ceros de esta temporada han sido en tres países diferentes, Estados Unidos, México y Canadá. Pero el domingo en Detroit, buscando igualar a Vander Meer, Paxton recibió seis hits y tres carreras en seis entradas. Esta marca, sin embargo, nunca se romperá. ¿Qué otras marcas de grandes ligas jamás caerán? La de dos mil 632 juegos consecutivos de Cal Ripken Jr. , que no falló a un encuentro entre el 30 de mayo de 1982 y el 19 de septiembre de 1998. Son 16 temporadas y fracción sin lesiones, además de mantener un alto nivel para permanecer como titular. Nadie ha ganado más juegos ni completó más partidos que Cy Young con ¡511 y 749, respectivamente! Walter Johnson es segundo en triunfos con 417, y el líder en activo es Bartolo Colón con 241, mientras que C. C. Sabathia encabeza el grupo de lanzadores actuales con 38, sí, apenas 38 juegos completos. ¿Qué les parecen las cifras de Nolan Ryan ? Siete juegos sin hit ni carrera, tres más que el legendario Sandy Koufax , y cinco mil 714 ponches, 839 más que Randy Johnson , y mil 42 más que Roger Clemens. Tampoco veo a nadie dejando atrás los cuatro mil 256 imparables de Pete Rose, dado que su más cercano perseguidor en activo es Adrián Beltré con tres mil 79, pero con 39 años de edad, ni los mil 406 robos de base de Rickey Henderson , o las 54 estafas de home de Ty Cobb. Y qué decir que alguien batee para .400, siendo Ted Williams el último con .406 en 1941, o que siquiera se acerque a los 56 partidos consecutivos dando de hit de Joe DiMaggio . Finalmente, les dejo lo realizado por Fernando Tatis el 23 de abril de 1999, que en la misma entrada conectó dos home runs con la casa llena, y contra el mismo pítcher, Chan Ho-Park . Es cierto, los récords están hechos para romperse, pero no siempre.