Haz tu denuncia aquí

Guerra en Guanajuato

OPINIÓN

·
A las 12:00 horas del viernes, Ricardo Sheffield Padilla, candidato de Morena al gobierno de Guanajuato, estaba reunido en Celaya con representantes de candidatos a las alcaldías del estado para hablar de seguridad, cuando fue interrumpido. –¡Acaban de matar a Remedios!– dio la noticia el colaborador de José Remedios Aguirre, aspirante a la alcaldía de Apaseo el Alto, tan sólo unos minutos después de que un hombre solitario se le acercara en un recorrido para meterle dos disparos. Sheffield tomó de inmediato el celular de ese colaborador, quien tenía en la línea a otro integrante del equipo que relataba en vivo el atentado. Antes de colgar se confirmó la muerte de su compañero. Era la víctima número 20 en las últimas 24 horas y Guanajuato empeoraba su inseguridad al volverse más violento que Chihuahua. A las 12:30 horas el candidato a gobernador se comunicó con Yeidckol Polevnsky, presidenta del partido, para comunicarle el crimen. Entonces se tomó la decisión de suspender todas las campañas de sus candidatos en la entidad, pero Polevnsky se resistió a que se diera una conferencia nacional. El Grupo de Coordinación Guanajuato, sin embargo, que encabeza el gobernador Miguel Márquez Márquez, culpó a Morena por postular a un candidato con supuestos antecedentes penales y señalado, desde hace dos años, de ser parte de una banda dedicada al robo de combustible. Las declaraciones de Márquez prenden los focos rojos en Guanajuato, donde la gobernabilidad se le ha ido de las manos al sumar 552 homicidios en tres meses, frente a los 346 que registra Chihuahua. Las culpas se reparten: Sheffield sostiene que Carlos Zamarripa, procurador de justicia del estado, protege al cartel La Unión de Guanajuato, dedicado al robo de combustible, donde se han detectado más de mil 800 tomas de Pemex clandestinas, y al asalto a ferrocarriles. Ese grupo criminal sostiene a su vez una guerra con el Cartel Jalisco Nueva Generación por el control de la plaza, por lo que las principales víctimas son los integrantes de los cuerpos policiacos, pues 24 integrantes han sido ejecutados. Veinticuatro horas después, Morena reanudó sus actividades de campaña en un estado gobernado por el PAN desde 1991 y donde hasta hace unos meses el partido de Andrés Manuel López Obrador no pintaba. Sin embargo, el fenómeno del tabasqueño colocó a ese partido como segunda fuerza, muy por arriba del PRI. Sheffield es un empresario zapatero que renunció al panismo tras un acuerdo entre Márquez y Ricardo Anaya para imponer a todos los candidatos, desde regidores hasta a su posible sucesor Diego Sinhue, a quien ahora le complica la campaña. ¿Y dónde están las fuerzas federales?