Haz tu denuncia aquí

La gasolina en el cielo y los candidatos

OPINIÓN

·
En todo el mundo en el sector energético hay un consenso: los precios del petróleo han entrado en una zona de incertidumbre, con alta presión e indicadores clave, como el barril de West Texas Intermediate, tocando ayer más de Dlls. $ 71.10, lo que implicaba más de 2.5 por ciento de subida tras la decisión del presidente Donald Trump de romper anteayer el acuerdo nuclear con Irán. ¿Qué significa esto? Gasolinas más caras en las siguientes semanas. Estamos a poco más de siete semanas de la elección presidencial y una gasolina Premium arriba de los 20 pesos por litro, y Magna superando los $ 18.55, podría significar un reto para el candidato José Antonio Meade, quien podría ser atacado por sus rivales asociándolo constantemente con el mal llamado “gasolinazo”. Ricardo Anaya ya abrió fuego, y mezclando mentiras y verdades ha señalado que “desde hace ya varios años baja el precio del petróleo y sube el precio de la gasolina” y que, si él gana, bajará el precio porque reducirá los impuestos. A su vez Andrés Manuel López Obrador ha enfatizado su idea de revisar los contratos de la reforma energética, construir refinerías y reducir la dependencia energética del exterior. José Antonio Meade enfrentará en estas semanas uno de los más grandes retos que haya tenido alguien que se postula a la presidencia: convencer a la ciudadanía de que es mejor vivir en una economía con lógica de mercado —donde los precios de la gasolina pueden subir o bajar—, que hacerlo en un sistema de control de precios. Esto no será nada sencillo: el día de ayer la U. S. Energy Information Administration reportó una reducción de 2.2 millones de barriles de crudo de sus inventarios; mientras sus pronósticos apuntan a que un “pico” de precio en gasolinas se alcanzaría entre junio / julio. La Secretaría de Hacienda puede coadyuvar a suavizar el contexto de precios para las gasolinas en las siguientes semanas, calibrando con precisión el estímulo fiscal que aplica al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a las gasolinas. Esto es deseable siempre y cuando no tenga un ánimo electoral y obedezca a los parámetros lógicos para que el mercado de gasolinas siga operando en libertad y con movimientos que no rompan la percepción de normalidad por parte del consumidor. Nada fácil, porque el gobierno necesita seguir recaudando. ¿Se complica el panorama para Meade por el tema de las gasolinas? Solo en la medida en que durante los siguientes días y semanas su campaña no sea capaz de transmitirle al electorado que el México del “papá gobierno”, que todo lo resolvía, ha quedado atrás.  

TLCAN 11:59 pm

Son los minutos críticos. El calificativo con el que se describe el ánimo en el que se encuentra el equipo negociador mexicano es “tranquilo”. Mañana viernes se esperan noticias. Eso dicen en Washington. motacarlos100@gmail.com     @SoyCarlosMota