Haz tu denuncia aquí

Christian von Roehrich: La hora de responder

OPINIÓN

·
El pasado 19 de septiembre la Ciudad de México enfrentó un evento histórico que puso a prueba la unidad de todos los mexicanos. Elementos de seguridad pública, el ejército y armada de México, organizaciones de la sociedad civil, servidores públicos y voluntarios unimos fuerzas para levantar a nuestra Ciudad en un momento que definió la personalidad de toda una generación de mujeres y hombres que vivimos en esta gran metrópoli. El verdadero evento histórico fue la solidaridad de la ciudadanía, ya que la mayoría de las personas que ayudaron en los trabajos de rescate, centros de acopio y remoción de escombros fueron decenas de miles de ciudadanos que se reunieron en Benito Juárez para salvar vidas. Nadie podrá agradecer este esfuerzo en toda su magnitud, por eso el mayor reconocimiento es para el amor que unió a todos los ciudadanos por un fin superior. Ahora es momento de trabajar para reivindicar a las familias afectadas. Es momento de que las autoridades, alcaldías y legisladores del nuevo congreso de la Ciudad de México respondamos a la confianza con la que la ciudadanía nos ha honrado. Hoy me siento orgulloso de poder compartir con ustedes, la labor que llevamos a cabo en esta experiencia histórica: en Benito Juárez implementamos un programa de reconstrucción sin prescedente en el pais; realizamos 26 demoliciones, reconstruiremos 27 inmuebles, regresaremos gratuitamente más de 523 viviendas que beneficiarán a  mil 600 damnificados. A través de la nueva Ley de Reconstrucción, el gobierno de la Ciudad y el gobierno delegacional, rehabilitaremos 35 inmuebles que sufrieron daños mayores y 67 con daños menores. Además, instalamos de manera inmediata el Centro de Acopio BJ, donde llegó la invaluable ayuda de la ciudadanía para recaudar víveres, ropa, medicamentos y herramienta de trabajo que fueron distribuidos en las zonas afectadas, a equipos de rescate y a personas de nuestro refugio temporal, ubicado en el Deportivo Benito Juárez, el cual albergó a más de seis mil personas. Y con el propósito de apoyar a los vecinos que no lograron regresar a sus inmuebles tras las afectaciones sufridas por el sismo, logramos recuperar los bienes en más de 412 viviendas. Por todo lo anterior, no hay palabras para agradecer la oportunidad que tuve de servir a mi país en uno de los momentos más difíciles para todos, y trabajar de la mano con la ciudadanía para salir adelante. Ser parte de la generación que aprendió a levantarse ante una adversidad. Nací, crecí y he trabajado en Benito Juárez por años, pero hoy sé que el 19 de septiembre fue uno de los eventos más importantes que cambió mi vida, y estoy convencido de que no hay motor más grande en el mundo que la solidaridad y el amor por tu país.