Haz tu denuncia aquí

'Fichita” de L.V. a escena

OPINIÓN

·
El nombramiento de Baltazar Hinojosa, una de las “fichitas” de Luis Videgaray, como nuevo titular de la Sagarpa, dejó perplejos a los agroyuppies y a varios observadores políticos. ¿Y por qué? Preguntan los analistas bisoños. Pues nada más por dos cositas. Una, que como director de Apoyos y Servicios a la Comercialización (ASERCA), Baltazar dejó a ese organismo prácticamente en la ruina financiera porque le hizo un boquete de 7 mil 500 millones de pesos, que se sospecha terminaron en los bolsillos de funcionarios que nada tienen que ver con el campo. Dos, porque después de que perdió la elección para gobernador de Tamaulipas en 2015, lo premiaron. Los malosos firman que, desde la Sagarpa, Hinojosa será el operador del “voto verde” para el candidato del PRI a la Presidencia de la República. Pero si parte de los 7 mil 500 millones de pesos los utilizó para ganar la gubernatura en su estado hace tres años – según los sospechosistas—y no la consiguió, qué les hace pensar que sabe cómo contribuir a la causa, apuntan los observadores. ¡La desesperación “Apá”, la desesperación! Por cierto, ¿saben quién autorizó el sobregiro de Baltazar durante su paso en ASERCA del 2012 al 2015?  Pues nada menos que Luis Madrazo, quien en ese entonces tenía a su cargo las instituciones de la llamada “banca del subdesarrollo” en donde se ubica a dicho organismo. Hoy, Madrazo es uno de los voceros económicos de José Antonio Meade. Obviamente, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, conocía los detalles de este penoso asunto financiero en ASERCA. ¡Y a pesar de ello convenció al líder del PRI de palomear a Hinojosa como candidato a la gubernatura!  Exclaman los perplejos.   ¡Y qué querían! Podría exclamar Luisito, que apoyáramos a Marco Antonio Bernal, “delfincito” de Manlio Fabio Beltrones. Ni madres, verdad. Bueno, en honor a la verdad, el ex secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, y su Oficial Mayor, Marcos Bucio, quienes también participaban en la Junta de Gobierno de Aserca, descubrieron que Baltazar se había sobregirado con varios miles de millones de pesos, y se quedaron cruzados de brazos. ¿Por qué? Pues tal vez porque había los siguientes motivos políticos para no hacer nada: Vieron que Hinojosa se perfilaba como diputado, además, iba a ser el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, y un aliado de la Secretaría de Hacienda para negociar el presupuesto de 2016, y luego candidato al gobierno de Tamaulipas, y ni modo de “balconearlo”, pensaron. O tal vez les tocó una rebanada del pastel, acotan los agroyuppies. AGENDA PREVIA El presidente Enrique Peña Nieto puso en su lugar al loquito pata suelta de la ultraderecha estadunidense, o sea a Donald Trump, a quien le envió el siguiente mensaje: “Si usted quiere llegar a acuerdos con México, estamos listos.  Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos… No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones. Sólo actuaremos en el mejor interés de los mexicanos.  Estamos listos para negociar, pero siempre partiendo de la base del respeto mutuo. Nada ni nadie está por encima de la dignidad de México”.  ¡Tómala Donald!