Haz tu denuncia aquí

Voladores de Papantla en Alemania

OPINIÓN

·
HANNOVER, ALEMANIA. Los alemanes toman muy en serio su expo industrial Hannover Messe. Cuentan que cuando India fue el país invitado, muchos alzaron las cejas por lo estruendoso del espectáculo y por el elefante que apareció en la inauguración. Polonia le bajó el tono y vinculó sus logros científico-históricos con sus desarrollos modernos. México también eligió un camino seguro: mostró con brevedad las tradiciones culturales y puso un enfoque sobrio en temas de aviación, robótica e industria automotriz. Angela Merkel observaba y comentaba con el Presidente Peña. Era justo lo que necesitaban ver. Fueron 12 meses los que duró la preparación para que más de 100 empresas y 20 instituciones mexicanas aparecieran en esta feria. Pero ya están, y el impacto que han causado es muy bueno. El presidente Peña eligió también un camino seguro en su discurso el domingo, al hablar del “due dilligence” que todo inversionista practica a un socio potencial. Peña realizó el autodiagnóstico y lo explicó a los alemanes, hablándoles en un idioma de negocios y resumiéndoles las oportunidades. Alebrijes en el escenario, un volador de Papantla y un “vochito” —ensamblado al sonido de una tuba— mostraron a los alemanes el México tradicional que se combina con la robótica y la inteligencia artificial. Angela Merkel enfatizó que mexicanos y alemanes tenemos los mismos valores, y la sala se nutrió de aplausos con las menciones al libre comercio, a la OMC y a la integración. Peña respondió la famosa anécdota de que el único muro que necesitamos era en la portería del estadio Luzhnikí, en Moscú, y dijo que no requerimos ningún muro. Así fue la inauguración de esta importante feria, mientras la Canciller decía que es aquí donde se determina el futuro de la industria global. México dejó de ser el país de la maquila. No nos dimos cuenta; pero el día en que dejamos atrás tener como ancla el petróleo o la confección de jeans, ese día decidimos meternos en la construcción de un futuro industrial que hoy se está transformando bajo los parámetros de la Industria 4.0. Y el ritmo es tan rápido que ni siquiera ha logrado masificarse el discurso. No obstante, los clústers ya están funcionando, la inversión está llegando masivamente y se están requiriendo ingenieros y personal capacitado en todo el centro y norte del país. Esa es la gran lección de Hannover Messe: acabamos de entrar al club al que solo te invitan si portas el mismo armamento. CARRERAS AL ALTIPLANO El gran reto para el gobernador Juan Manuel Carreras es desconcentrar el acelerado desarrollo que está experimentando San Luis Potosí. Ya inició el proceso, con Matehuala recibiendo notoria inversión extranjera. BAKER EUFÓRICO Lo del TLCUEM fue como una sinfonía: pura “secuencia, planeación, y estrategia”, dijo Juan Carlos. Brillante.