Haz tu denuncia aquí

Terreno Desconocido

OPINIÓN

·
El primer debate entre los candidatos a la Presidencia a realizarse este domingo marcará el auténtico banderazo de la inédita contienda que estamos viviendo. Lo anterior porque, si bien llevamos dos semanas de campañas formales, algunas propuestas, muchas descalificaciones y encuestas de todo tipo, venimos analizando y anticipando escenarios bajo esquemas y supuestos que quizá no apliquen a la realidad.   Frente a un López Obrador que lidera todos los sondeos, recordamos su historial y desempeño pasado para concluir que al final no gana, «se tropieza». Quizá, pero antes los negativos de AMLO superaban por mucho sus positivos. Hoy no.   Se ha hablado también del 30% de respaldo duro para el Peje, inamovible durante años y que sería por tanto su tope. Efectivamente, sólo que dicho tercio resultó ser su piso, no su techo. Hoy todas las encuestas marcan una intención de voto para el tabasqueño que ronda o rebasa el 40%.   Decimos que el PAN tiene un perfil de votante fiel. Sí, pero hoy el PAN está dividido y la parte  aliada con el PRD está provocando serios conflictos de conciencia en los panistas más conservadores.   Sabemos que el PRI tiene la maquinaria electoral más eficiente. Es cierto, pero hoy AMLO ha alcanzado una cobertura territorial amplia, trabajada cotidianamente y reforzada con sus aliados de la CNTE, del PES y de los mineros que lo han posicionado en zonas del país donde antes no pintaba. El arranque de campaña en Cd. Juárez es una señal de fuerza indiscutible.   Se dice que los independientes van a dispersar voto y quitárselo a opositores del PRI. Quizá resulte, pero la apuesta es arriesgada, primero porque la figura es novedosa y por ello difícil de medir y predecir y segundo, porque podrían terminar restando votos al propio candidato priísta. Esto sin contar con la indignación generada por la inclusión de El Bronco en la boleta, al amparo de 4 magistrados del Tribunal Electoral que premiaron sus trampas.   Por último, hablamos del patrón histórico de una final entre dos que facilita el voto útil. Así ha sucedido, pero también podríamos llegar con un puntero y dos disputando el segundo lugar. Si bien la mayoría de las encuestas registran un segundo y tercer puesto (para Anaya y Meade, respectivamente), el ataque priísta sobre Anaya tuvo el doble efecto de frenar su trayectoria ascendente y bajar a Meade al mismo tiempo, mientras AMLO siguió avanzando.   Estamos pisando terreno desconocido. El debate del domingo modificará las coordenadas que vemos hoy. El lunes podríamos estar hablando de otra elección.     Razones para el optimismo Sin duda la organización de la elección sigue siendo motivo de orgullo y éxito ciudadano. Para la instalación de las 156,000 casillas electorales se necesitarán 1.5 millones de funcionarios. Hasta el momento se ha capacitado a más de 2 millones de voluntarios. Con este «ejército ciudadano» debemos sentirnos confiados. @veronicaortizo vortizortega@hotmail.com