Haz tu denuncia aquí

Korno: Todos son su estación de radio

OPINIÓN

·
Hace unos días tuve oportunidad de sentarme frente a uno de los músicos que ha sabido sacar adelante su trabajo a través de las décadas: Beck. Esta evolución ha hecho que sus discos no envejezcan; es un músico con una visión adelantada que no sólo se encasilla en un género. ¿Cuántas veces te han saludado en México con el típico “¿Qué onda, güero?” Muchas veces. Así me decían justo en el lugar donde crecí. Imagíname caminando por el MacArthur Park en Los Ángeles en 1985 y todos me saludaban así. ¿Recuerdas el momento en que decidiste dedicarte a la música? Creo que es un proceso lento. Cuando eres niño, estás interesado en todos estos temas. Desde pequeño amaba la música. Recuerdo haber visto Purple Rain; ya conocía a Prince de la televisión, pero verlo en una película significó mucho para mí. Ha sido toda una inspiración en mi vida. Ahora tú eres esa inspiración para muchos músicos, ¿no? La música es muy diferente ahora. Creo que es menos romántica. Artistas como Bowie, Prince y todos estos nombres que amamos parecen existir en otro universo que en el mundo real. Ahora muchos músicos pertenecen al mundo real. Tiene mucho que ver con la conexión que tengan con los fans. Eres un músico que trabaja con distintos géneros. Trabajas con hip-hop, rock, pop entre muchos otros. ¿Un artista debe experimentar distintos géneros para lograr posicionarse? El futuro está en el streaming. Antes escuchábamos propuestas musicales en las estaciones de radio. Ahora, todo mundo es su propia estación de radio. Los géneros ahora no son tan importantes, el artista es lo más importante, su estilo y lo que tienen que decir. Los géneros marcan si el día de hoy usarás vestimenta negra o te pondrás un traje o shorts; es ropa distinta. La personalidad detrás del artista es lo más importante. Algunas veces trabajo en un solo género para sacar la idea que traigo en mi cabeza. Lo interesante es lo que tengamos que decir en la música. Es más sencillo si dejas expresar a través de los géneros musicales. ¿Crees que en la música actualmente se esté perdiendo esa parte de transmitir un mensaje? Cada generación tiene algo que decir y lo dirá de diferente manera. Los jóvenes de ahora tienen una manera completamente distinta para comunicarse. Algunas veces no los entiendo. Todas esas referencias que toman de internet, redes sociales; hablan un nuevo lenguaje, un lenguaje en completa evolución. Ahora escuchan música electrónica porque tiene personalidad y es limpia en cuanto a sonido, así como la era digital en la que vivimos. En el rock las guitarras son sucias; son del mundo real. Necesitas tener un micrófono. Forman parte de un espacio físico. ¿Recuerdas algún momento en específico que haya marcado tu carrera como músico? He tenido varios shows en festivales donde la audiencia está conectada completamente conmigo y mi banda. Creo que esos son los momentos en los que por eso hago a lo que me dedico. Entras en contacto con ciertas mezclas para generar una energía única en el mundo en un momento irrepetible. Cuando Bowie murió, toqué “The Man Who Sold The World” con los ex integrantes originales de Nirvana. Siempre seguía a Nirvana y los iba a ver donde se presentaran, era una de mis bandas favoritas. Para mí, eso es lo más cercano de tocar con Mis Beatles. El mismo año toqué con Paul McCartney. En mis sueños me encantaría tocar con Prince o con Bowie. ¿Quién sería para ti el mayor “Loser”? “Loser” fue un término por el cual estoy muy orgulloso, porque no encajaba con una imagen que de cierta manera la sociedad te obligaba a tener. En el término coloquial, trato de ser muy generoso hasta con las personas más despreciables.