Haz tu denuncia aquí

Difícil relevo en el gobierno

OPINIÓN

·
Parecía que sería sólo un trámite el arribo de José Ramón Amieva como jefe de gobierno sustituto de la Ciudad de México, para concluir la administración de Miguel Ángel Mancera, pero ya pasaron dos semanas. El acuerdo interno es el que detiene el nombramiento, porque el PRD con sus aliados del PAN y PRI puede sacar los votos al interior de la ALDF, pero hay más intereses que postergan la definición. Miguel Ángel Mancera hizo los cambios en su gobierno para permitir que el relevo se diera sin problemas, Patricia Mercado dejaba la Secretaría de Gobierno por una candidatura al Senado, ascendía a esa responsabilidad a José Ramón Amieva, que se quedó como encargado de despacho de la Jefatura de Gobierno desde el 29 de marzo. La semana pasada el coordinador de los perredistas en la ALDF, Leonel Luna con mucha seguridad afirmaba que la Comisión de Gobierno prepararía el dictamen correspondiente con las propuestas, pero que su grupo parlamentario respaldaría la propuesta de José Ramón Amieva. En Gobierno todos estaban listos para acudir al nombramiento en la sesión del jueves en la ALDF, pero eso no sucedió y el dictamen sigue esperando el acuerdo. Sin embargo empezó el golpeteo interno de los grupos perredistas. Hay dos eventos importantes en este proceso, primero vino la descalificación porque José Ramón Amieva trabajó con Alejandro Encinas, quien fue un perredista reconocido por las tribus, pero ahora es un importante operador dentro de Morena en la Ciudad de México y lo han perfilado para ser el líder de los morenistas en el primer Congreso local. Resulta que el jefe de Amieva en su carrera dentro de la administración pública fue Encinas, así que lógicamente hay una relación, como de muchos, pues el origen de Morena es el desprendimiento más importante que ha tenido el PRD en su historia. Sin embargo, los grupos internos quieren frenar el ascenso del secretario de Gobierno sacándole del baúl esa parte de su historia. Pero, Alejandro Encinas al ser el jefe de gobierno que sustituyó a Andrés Manuel López Obrador, jerárquicamente estaba por encimas de muchos perredistas. En paralelo vino el golpeteó hacia el secretario de Finanzas, Edgar Amador, quien ha tenido muy mala relación con algunos diputados locales, además buscó una candidatura en el PRD, pero le cerraron el paso. Presentó su renuncia y no se la aceptaron pero, tiene una cuña ahí metida, el subsecretario de Administración y Capital Humano, Miguel Ángel  Vásquez, que está listo para sucederlo, como lo informamos en este espacio hace un par de días. Algunos trabajadores de Finanzas se quejan que tienen detenido el pago y a otros les advierten de la probabilidad de que les pidan la renuncia en cualquier momento. Entonces en términos políticos se encarece el nombramiento de Amieva, al parecer esta semana tampoco habrá definición; mientras tanto los diputados de la ALDF podrán sacar este jueves los relevos en ocho delegaciones y en una de esas hasta los nombramientos del instituto de transparencia. El relevo se complicó.