Haz tu denuncia aquí

Un paso adelante

OPINIÓN

·
El campeonato 2018 de Fórmula 1 se calienta y eso es muy positivo para que el interés se mantenga durante las próximas carreras. Las dos victorias consecutivas de Ferrari demuestran que el SF71H no es obra de la casualidad. Se trata de la versión mejorada del monoplaza del año anterior con el que la firma italiana celebró el 70 aniversario de la fundación oficial de la marca. Parece que los ingenieros de Maranello atendieron la sugerencia que hace el prestigiado Adrian Newey en su libro How to build a car (Cómo construir un auto), donde el gurú del diseño de la era moderna afirma: “Si tienes un coche que dé la impresión de ser bueno, trata de evolucionar dicho concepto en vez de diseñar uno completamente nuevo, a menos que haya una buena razón para hacerlo”, lo que hasta el momento le ha dado buenos dividendos. Pero lo relevante será que el SF71H conserve la fiabilidad suficiente para durar toda la temporada sin presentar los problemas de su antecesor, que comenzó a fallar a mediados del verano y ya no consiguió alcanzar al W08 de Mercedes. Este contratiempo se tradujo en una doble corona para las flechas de plata, que conquistaron el campeonato de constructores y el de pilotos, por conducto de Lewis Hamilton. Sin embargo, ahora Ferrari da la impresión de estar un pequeño paso adelante que Mercedes y hasta sus “equipos-cliente” presentan atractivas mejorías. Los coches de Haas y Sauber, que montan la misma unidad de potencia (Ferrari 063), obtuvieron un excelente resultado en Baréin: Kevin Magnussen acabó quinto, y Marcus Ericcson, noveno. A la efectividad de potencia de ambos monoplazas hay que sumar el equilibrado paquete aerodinámico que han desarrollado en sus respectivos talleres. En cambio, los equipos-cliente de Mercedes, como son Force India y Williams, que utilizan motor Mercedes-AMG F1 EQ Power+, no han tenido resultados favorables. Ninguno ha encontrado la puesta a punto de sus respectivos coches y se encuentran hundidos al final de la tabla, algo increíble si se considera que en 2017 acabaron en cuarto y quinto lugar, respectivamente. Force India sólo tiene un punto en su casillero, el que arañó Esteban Ocon el domingo pasado en el circuito de Sakhir. Por su parte, Checo Perez tuvo la mala suerte de sufrir un incidente con Brendon Hartley y se le escapó la posibilidad de puntuar, no obstante que remontó varias posiciones, en un circuito en donde ya tuvo un podio en la temporada de 2014. Al margen de esta circunstancia, es evidente que la escudería de Vijay Mallya atraviesa por una etapa preocupante y necesita reaccionar de inmediato. De lo contrario, será muy difícil hacerlo cuando Haas, Toro Roso, Renault y McLaren sean todavía más competitivos que las panteras rosas, que en 2017 rodaron con mucha consistencia por detrás de los tres equipos dominantes.