Haz tu denuncia aquí

México y EU: cooperación pese a todo

OPINIÓN

·

De creer a The New York Times, fue el trabajo de Jared Kushner y de Luis Videgaray el que llevó a la firma de acuerdos que en más de un sentido consolidan la cooperación fronteriza entre EU y México aún en medio de las polémicas creadas por el presidente Donald Trump y sus insultos.

Pero sin ánimo de restarle méritos al asesor especial y yerno de Trump o al ahora canciller de México, los acuerdos firmados el lunes por los dos países representan el trabajo de meses, si no de años, de equipos de gobierno.

El capítulo bien podría llamarse realismo.

Sin duda que mantener abiertos los canales de comunicación es un logro, sobre todo, cuando el ruido ambiental es tan elevado y sale de alguien como Trump y hace eco en sus cámaras de resonancia de la derecha.

Pero es cierto que de manera menos evidente, en ambos países hay toda una infraestructura burocrática, económica y política que entiende la importancia de la relación bilateral y no tiene apetito por problemas que no necesita.

No es necesariamente afecto. Es interés, pero el resultado es el mismo. Y eso es lo que representan Kushner y Videgaray. Realismo, conveniencia si se quiere. 

Es la misma actitud que lleva al aparato político estadounidense al reconocer la posibilidad de una victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador, aunque es evidente que preferirían otro. El propio candidato de la "izquierda" trata de tranquilizar dudas de inversionistas.

Los acuerdos firmados fueron negociados para culminar la visita que el presidente Enrique Peña Nieto iba a hacer a Washington, pero fue descartada a fines de febrero, luego de una ríspida conversación entre los dos presidentes a propósito del muro fronterizo propuesto por Trump.

Fue la segunda vez que un encuentro de ese tipo se canceló por las divergencias entre los dos mandatarios.

Pero en los dos lados de la frontera se trabaja en la relación. Los conflictos a nivel de jefes pueden acabar por crear conflictos insalvables, por lo pronto hay fuerzas de seguridad, economía y política interesadas en mantener los vínculos. Kushner y Videgaray son buenos representantes.