Haz tu denuncia aquí

Antes muerto que perder mis contactos

OPINIÓN

·
Sin duda el escándalo que provocó la empresa Cambridge Analytica al adquirir de forma indebida la información de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos, ha causado enojo y temor en muchos usuarios de esa red social, quienes, además, tienen a la vista toda su vida. El asunto no hubiera explotado de no ser porque esa gente jugó un papel importante en la estrategia de Donald Trump para triunfar en las elecciones presidenciales en 2016. Esta manipulación de datos privados le ha costado a Facebook una pérdida de más de 60,000 millones de dólares en valor de mercado en los últimos dos días, y pinta ara que la pérdida sea mucho mayor. Esta empresa que lleva más de 25 años trabajado en por lo menos 100 campañas en todo el mundo, es propiedad de Alexander Nix quien la creó en 2013 con el apoyo financiero del empresario Robert Mercer, considerado uno de los principales promotores económicos de la campaña de Trump. El asunto en esta red, la más importante en todo el mundo, estalló a partir de una app llamada thisisyourdigitallife, que fue construida por Aleksandr Kogan, académico de la Universidad de Cambridge y quien trabajaba para Cambridge Analytica. La aplicación consistía en un test de personalidad por el cual las personas que lo respondían recibían a cambio un pago y accedían a que se recopilara su información con fines académicos. Lo que no sabían, es que esa información le permitía a la empresa tener acceso a su lista de amigos en Facebook, lo que aumentaba la posibilidad de recopilar datos de millones de personas con fines publicitarios y Facebook lo permitió. De encontrarse que hubo una violación a la regulación de información, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos podría sancionar a Facebook con multas millonarias. Pero no sólo eso, dejará de ser una red social más importante, perderá la confianza de millones de usuarios que, o se olvidan del asunto y permanecen, o salen de esa red. On the record *** Si bien para una gran mayoría de usuarios esta situación no afectará sus hábitos en internet, si los obligará a ser más cuidadosos, blindarse y poner candados. Pero muchos más, aunque no lo crean, se quedarán en la red porque no pretenden perder ni sus likes ni los seguidores que hoy día tienen y les ha llevado tiempo, sobre todo en una era donde las empresas, mal o bien, valoran el profesionalismo de una persona -lo tenga o no- por el número de likes y seguidores que ostente. Backs_8@hotmail.com