Haz tu denuncia aquí

¿Quién se acuerda del Rébsamen?

OPINIÓN

·
Hay heridas que no cierran. La del colegio Enrique Rébsamen, donde murieron 19 niños y siete adultos en el sismo del 19 de septiembre, es de ésas. 26 muertes que pudieron evitarse.   Seis meses han pasado y los padres de los pequeños fallecidos han recorrido un camino lleno de obstáculos alimentado por el valemadrismo de autoridades, la falta de empatía de servidores públicos y un sistema de justicia que hace todo menos justicia. El lunes pasado, Mireya Rodríguez y Alejandro Jurado, padres de Paola de siete años, y Míriam Rodríguez, madre de José Eduardo, también de siete años, nos acompañaron en la radio, en MVS noticias y PresumiendoMX.   Escucharlos es desgarrador. Se enchina la piel. ¿Qué mayor dolor puede haber que perder un hijo? Más cuando muere por la corrupción, y no hay castigo. Pero ellos tienen el coraje de no dejarse vencer, de luchar y hablar fuerte, para ser escuchados. Nuestra voz debe ser la suya mientras la justicia no aparezca.   “Han sido seis meses de búsqueda, primero buscamos a nuestros hijos, ahora estamos buscando justicia”, Míriam. “Seguimos pidiendo la rendición de cuentas de la delegada con licencia de Tlalpan, Claudia Sheinbaum”, Alejandro. “La dueña del Colegio, Mónica García ni siquiera estuvo ahí con nosotros, tratando de saber qué pasaba con los niños”, Mireya. “El Colegio debió haber estado clausurado. Aquí la responsable es tanto la directora como la delegación que tenía la obligación moral de clausurar”, Míriam. “Nosotros tuvimos una reunión con Sheinbaum, pero nos puso dos condiciones: que no fuera en la delegación y que no hubiera medios de comunicación. Quedó de entregarnos la documentación, pero días después la reservó por más de 20 años. Tal parece que nos quiere negar la justicia. ¿Por qué le pido la información a Sheinbaum? Porque era la delegada. Si hubiera sido otra delegación, haríamos lo mismo”, Alejandro.   “Pedimos a Claudia Sheinbaum y de igual manera al director jurídico y gobierno, y al de Protección Civil de Tlalpan que se presenten y den la información que falta porque sólo nos entregaron el expediente hasta 2014; de 2015 a la fecha parece que no hubo gobierno, es un expediente ‘mocho’”, Mireya. “(Sheinbaum) ha hecho mención que está del lado de la justicia, del lado de las víctimas, pero tal parece que no. Que se presente ante la PGJ igual que sus funcionarios. Que entreguen la documentación.   Yo tuve que reconocer a mi hija muerta, que ella dé la cara. Así como tiene el valor de decir que todo estaba en regla, que dé la cara es lo que le pido, dé la cara”, Alejandro.   “Nuestra lucha no tiene tinte político nuestra bandera es la cara de nuestra hija Paola, la cara de Eduardo”, Mireya.   A las 26 personas que murieron en el Rébsamen las mató la omisión e impunidad. No se entendería el colapso del Colegio sin la corrupción. ¿No le puede a Mónica García Villegas, la dueña de la escuela, el dolor de los padres?   ¿No le conmueve a Claudia Sheinbaum, candidata a la jefatura de Gobierno, el sufrimiento de quienes perdieron a sus hijos? En pleno proceso electoral, ¿quién se acuerda del Rébsamen?   M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM @MLOPEZSANMARTIN