Haz tu denuncia aquí

Cómo los independientes trampearon firmas

OPINIÓN

·
Desde el pasado 10 de febrero advertíamos en este Acceso Libre el riesgo que corrían las candidaturas de los aspirantes independientes a la Presidencia de la República por la gran cantidad de anomalías que el Instituto Nacional Electoral había detectado en las firmas recabadas. Ayer, el informe de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos confirmó lo que se venía ventilando desde hace semanas: todos los equipos hicieron trampa para recolectar apoyos y sólo el de Margarita Zavala no lo hizo tanto como para poner en riesgo su registro. Aún con lo invalidado logró —apenitas— cumplir con el requisito. Tanto el Jaguar Armando Ríos Piter como el Bronco Jaime Rodríguez Calderón, tendrán que dar muchas explicaciones por la gran cantidad de inconsistencias que les fueron detectadas. Sería bueno saber por ellos mismos quienes son las personas responsables de llevarlos al filo de la navaja y colocarlos al nivel de los corruptos a quienes tanto critican. En el caso del gobernador con licencia de Nuevo León, uno de los hombres a quienes muchos voltean a ver es Rodrigo Alejandro Ocampo Soria, designado por el Bronco como coordinador para la recolección de firmas en Ciudad de México. A principios de octubre del año pasado, fue señalado por ofrecer a voluntarios un pago quincenal a cambio de recolectar las firmas. Aunque él negó tener recursos, sí aceptó que estaba conformando una red de personas para tal fin sin ningún pago de por medio. Pero según fuentes consultadas, en su afán de obtener el número mágico de 866 mil 593 firmas, Ocampo Soria habría llegado a contratar a la empresa Victory Lab, una agencia de marketing digital fundada por Carlos Merlo, la cual fotografiaba credenciales de elector pagando 25 pesos. Estas eran proporcionadas al coordinador en Ciudad de México, que le cobraba al aspirante independiente 70 pesos por cada firma. El equipo de Rodríguez Calderón siempre creyó que el dinero otorgado a Rodrigo Ocampo era para contratar brigadistas, no para comprar apoyos. El dueño de Victory Lab ha aceptado que en el pasado fue contratado para fabricar fake news. Quienes conocen a fondo el caso, dicen que en caso de que las autoridades se decidan investigar a fondo, podrían encontrar hechos constitutivos de delitos electorales. ¿Cuánto dinero se gastó en la compra de apoyos? ¿Quiénes son los beneficiarios de este tráfico de credenciales de elector? Quizá no lo sabremos. Lo que sí sabemos es que, si candidatos independientes logran aparecer en la boleta de la elección presidencial, lo habrán logrado bajo la sombra de la trampa. Qué decepción. CONTRASEÑA: Desde esta semana, ya están integrados al “cuarto de situación” de Ricardo Anaya sus nuevos asesores: el excanciller Jorge Castañeda, el exvocero Rubén Aguilar y Emilio Álvarez Icaza. Sesionan todos los días a las 6 de la tarde por los rumbos de Polanco. La presentación oficial como parte del equipo será la próxima semana.