Haz tu denuncia aquí

Borran la historia, pero no la memoria

OPINIÓN

·
Aberración histórica y atentado contra la memoria de las víctimas del holocausto se perpetra en Polonia, donde se aprobó una ley que castiga hasta con tres años de cárcel a quien siquiera sugiera que polacos participaron en el genocidio nazi contra judíos, y hasta prohíbe mencionar “campos de concentración polacos”. El presidente de ese país, Andrzej Duda, firmó esa ley para preservar “los intereses de Polonia, nuestra dignidad y la verdad histórica para que los juicios contra nosotros en todo el mundo sean honestos y para que nos abstengamos de difamarnos a nosotros mismos como Estado y como nación”. Así, de un plumazo, pretende desaparecer de la conciencia de sus ciudadanos crímenes como los que se cometieron en el campo de exterminio nazi de Auschwitz, en territorio polaco, donde vivían tres de los seis millones de judíos exterminados por el régimen de Adolfo Hitler, con la colaboración, sí, de polacos. O eliminar el perdón que pidió en julio de 1996 el entonces primer ministro, Wlodzimierz Cimoszewicz, por la matanza de judíos en la que participaron: “nadie puede quitarnos la responsabilidad por aquel mal y por aquellos que lo perpetraron”. No es lo único que Duda, un ultranacionalista y utraconservador, ha intentado desaparecer de la historia polaca que, a fin de cuentas, es un punto de quiebre en la historia universal contemporánea. Apenas en septiembre pasado eliminó de los libros de texto cualquier referencia a Lech Walesa, el Nobel de la Paz 1983 y emblema de la lucha contra el comunismo, por sospechas de que colaboró con el régimen soviético. También, de los libros de texto desapareció la teoría de la evolución de Darwin y dejó al ámbito de la religión las clases sobre la aparición y desarrollo humano en la tierra. Pero Duda no es el único negacionista, como se llama a quienes que pretenden borrar la memoria histórica o un suceso determinado. Ahí está el Presidente de Estados Unidos negando el calentamiento global y la aportación de los migrantes a la construcción de la nación más poderosa del planeta. Y en México ya hay quienes sucumben ante el negacionista que mágicamente borra los cuestionados antecedentes de políticos como René Bejarano, Manuel Bartlett, Marcelo Ebrard, Dolores Padierna, Leonel Godoy, Rigoberto Salgado, Lino Korrodi, Víctor Hugo Romo, Alberto Anaya… Negacionismo burdo para borrar la historia, no para repetirla, sino para contarla como mejor acomode a sus ambiciones de poder. *** EN EL VISOR: Reviven las sesiones en el Senado de la república y uno de los temas espinosos es la consulta popular sobre el Mando Único Policiaco, el 1 de julio próximo, día de la elección presidencial, a propuesta del PRI. Se prevé que sea un tema candente, pues prevén que Emilio Gamboa y sus senadores, además de varios panistas hagan mayoría para aprobarla. Pero en la oposición hay quienes dicen que por ser asunto de seguridad nacional, no se puede someter a consulta.