Haz tu denuncia aquí

Gobernador rico de un estado pobre

OPINIÓN

·
Fue el pasado jueves a medio día. El distinguidísimo cliente llegó a la exclusiva boutique Louis Vuitton, una de las marcas de ropa y accesorios francesas más caras y reconocidas del mundo. ¡Era Alito!, el gobernador de Campeche, aquel que siempre está pensando en política. Algunos ilusos lo veían como aspirante a la candidatura priista a la Presidencia de la República. Cuando no prosperó, comenzaron a promoverlo como sucesor de Enrique Ochoa Reza al frente del PRI. Ni una, ni otra. Le atribuyen haber operado los trabajos partidistas, precisamente en Campeche, que permitieron retirar los candados para abrir las candidaturas a los no militantes. La tienda Louis Vuitton está en la Avenida Presidente Masaryk, en Polanco, la calle de las boutiques más caras y elegantes. Comparte el vecindario y clientela con otras exclusivas marcas como Brioni, Hermés, Salvatore Ferragamo, Cartier y varias más. Es como el Beverly Hills mexicano. Hasta ahí llegaron las camionetas. Alito descendió, asistido por un hombre gordo, moreno, poco pelo y trajeado que cargaba una pesada maleta tipo deportiva. A mediados del año pasado, Alejandro Moreno, fue anfitrión de una misteriosa reunión donde el invitado de honor fue, ni más ni menos, Carlos Salinas de Gortari. Las crónicas dicen que el encuentro fue en su residencia -‘mansión’ dijeron algunos-, en el fraccionamiento Lomas del Castillo, en San Francisco de Campeche. En cuanto Alito entró a Louis Vuitton, los vendedores lo reconocieron y se apresuraron a atenderlo. Vio zapatos de hombre y mujer, botas, cinturones, bolsos de dama. Puso especial atención en los nuevos modelos de la temporada primavera-verano. Detrás de él, en todo momento y sin perder detalle, el asistente cargando la pesada maleta deportiva. Fue en 2002 cuando Alejandro Moreno Cárdenas comenzó su carrera política como Síndico del Ayuntamiento de Campeche. Ha sido diputado federal dos veces, senador de la república y gobernador. También ha tenido varios cargos menores en el PRI. No se sabe que tenga participación o acciones de alguna empresa, ni que provenga de una familia pudiente. Sin embargo, en su página web él mismo reportó ser propietario de 19 bienes inmuebles en la ciudad de Campeche. Informó que algunas de esas propiedades le generan ingresos, sin especificar montos. Admite tener un crédito por 13 millones de pesos. Pasó recorriendo la boutique Louis Vuitton poco menos de una hora. Al final, se decidió por cinco pares de zapatos, unas botas beige y al menos dos bolsos de mujer. Esos que están de moda, a los que se puede adherir parches de piel de la misma marca. Alito llamó a su trajeado asistente y le pidió la maleta que cargaba. Sacó de su bolsillo una llavecita para abrir el candado. La cuenta fue de varios cientos de miles de pesos. Sobre el mostrador se contaban los fajos de 50 mil pesos en billetes de 500. Pagó en efectivo. Alito se puso nervioso, quería salir pronto de la tienda. Al asistente la preguntaron a nombre de quién hacían la factura y contesto: “a nombre de quien quieran”.