Haz tu denuncia aquí

Vitrina chilanga

OPINIÓN

·
La capital colombiana alberga año con año a una de las más importantes ferias turísticas de Latinoamérica: la Vitrina Turística. Miles de participantes de la industria sin chimeneas de Sudamérica son convocados por la Asociación Colombiana de Viajes y Turismo (ANATO) la cual cuenta con el apoyo gubernamental. La administración de Juan Manuel Santos le ha venido brindándo mayor importancia al turismo a través de campañas de promoción y de apoyo a empresarios. A decir de Paula Cortés, Presidenta de ANATO, el mundo está viendo a Colombia con otros ojos luego del cese de hostilidades con la mayor de las guerrillas. Ahora Colombia es un país catalogado como referente en turismo de eventos y de naturaleza, gracias a su biodiversidad, lo que “seguirá dinamizando el sector”. A Cortés no le falta razón, me cuento entre los 6.5 millones de turistas que viajaron a esa nación durante el años pasado. Según cifras oficiales las agencias de viajes vendieron tres mil 600 millones de dólares y no solamente por hablar bien de su café extraordinario o sus flores. En Colombia, y en particular en su capital, están haciendo las cosas bien en materia turística, me resulta lógico pensar que en México y en la capital azteca podríamos hacer más. Es deseable ver caminar juntos a la Secretaría de Turismo federal, a la capitalina, a los empresarios con un apoyo decidido y oportuno del Fondo Mixto de Promoción Turística de la Ciudad de México a fin de organizar una vitrina chilanga que pudiera ir más allá de organizar una feria tipo kermés escolar bajo el rayo del sol en la Plaza de la Constitución. “México en el Corazón de México” tiene méritos pero adolece de fallas serias que no le contaron al aún jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien ayer hizo un recorrido por los stands, muchos de ellos vacíos. Clase premier La capital mexicana estrena Barrio Chino; se rehabilitaron 31 mil metros cuadrados en calles como Dolores, Marroquí, Independencia, Victoria y Avenida Ayuntamiento. El corredor conmemora 45 años de hermandad y amistad con China y contiene elementos arquitectónicos y de diseño urbano como un Paifang (arco chino), un ideograma de la CDMX y la Puerta Luna. En el marco de la celebración por el inicio del Año del Perro 2018 se llevó a cabo un concurso de disfraces donde destacó la presencia de “Budeca”, una joven bloguera que cautivó con un disfraz en el que fusionó el perro crestado chino con el mexicanísmo xoloitzcuintle. Hasta el embajador de China en México, Qiu Xiaoqui, se quedó con el ojo cuadrado. Felicidades a la nación asiática y enhorabuena a “Budeca” por esa incursión exitosa. Por: Andres Carreón López @CarreonOnLine