Haz tu denuncia aquí

Así superó Yoko la muerte de Lennon

OPINIÓN

·
A pesar de que pocos conocen la creatividad de Yoko Ono, que quizá fue detonante para que Lennon se enamorara, esta artista del movimiento Fluxus, quien desde los años 60 ya era consagrada en el mundo del avant-garde, ha construido un legado en el arte multidisciplinario, inspirado en el amor. “No hay un sólo día en que no piense en él”, ha compartido Yoko, quien además ha confesado que, a la muerte de su esposo, se aisló años en depresión, y una de las formas para aceptar su desgarradora pérdida fue a través del arte, bajo el mensaje de la paz, la sonrisa y el amor. A decir de la creadora, la sonrisa es un recurso natural para aceptar el dolor. Uno de los mecanismos que utilizó para superar su duelo era pararse frente al espejo y simplemente sonreír. Parte de sus obras más nostálgicas es Smile, película de 52 minutos que registra las expresiones faciales de Lennon. Además de esa pieza, los últimos 30 años los ha dedicado a elaborar emblemáticas obras que mantienen vigente su amor por el músico. Un caso es el afamado monumento Strawberry Fields a John Lennon, ubicado en Central Park. Otro ejemplo es Imagine peace tower, inspirada en la popular canción del ex Beatle. Se trata de un monumento al aire libre situado en Islandia, que se enciende desde el 9 de octubre (cumpleaños de Lennon) hasta el 8 de diciembre (fecha de su muerte), y el 18 de febrero (el cumpleaños de Ono), ella y Lennon se unen en una viga llamativa que sale de la torre como una luz del norte. EL PASADO 20 DE ENERO, YOKO ONO PRESENTÓ UNA PIEZA MÁS INSPIRADA EN EL MÚSICO INGLÉS Y EL AMOR. Se trata de una instalación que tiene como sede un archipiélago de Noruega y la cual, mediante un faro, manda un código ONOCHORD que dispara una serie de flashes al cielo nórdico con el mensaje: “I love you”. La instalación estará funcionando las 24 horas del día hasta el próximo 28 de febrero. “El amor es un increíble poder que hoy ignoramos”, es una de las frases con las que Yoko Ono argumenta su nueva pieza. POR LILIA SOREN